Envío GRATIS con pedidos desde US$40 - ¡Compra antes del 19/12 y recíbelo a tiempo para Navidad!
Más que una sensación: Los beneficios del orgasmo

Cómo se utiliza la copa menstrual: una guía rápida para comenzar

La copa menstrual puede parecer un gran cambio con respecto a otros productos desechables para el cuidado del periodo, pero utilizarla es más fácil de lo que parece (¡y ofrece más beneficios!). Al igual que la primera vez que utilizaste un tampón, sólo requiere algo de práctica y en poco tiempo serás una experta.

¿Qué es una copa menstrual?

La copa menstrual es una copa flexible, fabricada en silicona de grado médico que al llevarse dentro de la vagina recoge el flujo menstrual durante el periodo. Existen muchas razones para que hagas el cambio, después no querrás volver jamás a las compresas y los tampones.

Introducir la copa

1) Comienza en casa: Introducir la copa la primera vez puede ser una pequeña aventura que probablemente no desearás tener en un servicio público o en la casa de tu pareja. Así que las primeras veces es mejor que lo hagas en casa, para tu comodidad o por si tuvieras que reajustarla a lo largo del día.

2) Higiene: Antes de manipular la copa o tener contacto con tus genitales, asegúrate de lavarte bien las manos. Así evitarás introducir bacterias dentro de la vagina y mantener un equilibrio íntimo saludable. Recomendamos que hiervas la copa durante 5 minutos antes de cada periodo, para asegurarte de que está totalmente limpia e higiénica.

3) Encuentra la postura: A muchas mujeres les ayuda estar sentadas sobre el inodoro con las piernas separadas, como cuando introduces un tampón. También puedes agacharte en la ducha o la bañera, o colocar una pierna encima de la bañera: dependerá de la postura que te resulte más cómoda. Tómate el tiempo necesario hasta encontrar la postura adecuada. Todas hemos pasado por ahí, así que no te preocupes por sentirte un poco ridícula las primeras veces. Serás la única que lo verá.

4) Relájate: Lo más importante es que te encuentres RELAJADA. Si estás muy nerviosa, tus músculos vaginales se contraerán y te resultará incómodo e incluso imposible introducir la copa. Recomendamos que dediques tiempo a conocer tu cuerpo. Encuentra tu abertura vaginal e introduce un dedo para ubicar tu cuello uterino (donde termina la vagina y empieza el útero, notarás algo como la punta de la nariz). Entender tu anatomía te ayudará a colocar la copa correctamente; además, conocer bien tu cuerpo es muy importante, ya que facilita una temprana detección de cualquier problema de salud.

5) Prueba las opciones de doblado: La copa menstrual puede doblarse de varias maneras, y cada mujer tiene sus preferencias. Según el modelo de copa que tengas y tu anatomía, deberás hacer varias pruebas hasta encontrar la ideal para ti, aquí encontrarás varias opciones de doblado diferentes.

6) Encuentra el ángulo adecuado: Una vez hayas doblado la copa, cógela con una mano (con el tallo hacia abajo) e introdúcela hacia el coxis, un poco inclinada.

7) Asegúrate de que está abierta: Aprieta la base (¡no el tallo!) y tira con suavidad hacia abajo o gira la copa 360 grados; ambas ayudarán a abrir la copa y crear el sellado que evita que ésta se derrame. También puedes introducir un dedo entre la copa y tu pared vaginal para asegurarte de que se haya abierto.

8) Revisa el tallo: El tallo de la copa no debe sobresalir por la abertura vaginal y una vez dentro no deberías sentirlo. Si te molesta, extrae la copa, cambia la técnica de doblado o introdúcela desde otro ángulo. Si persisten las molestias puedes cortar un trozo del tallo, pero asegúrate de dejar lo suficiente para cuando vayas a extraerla.

9) ¡Disfruta de tu día! Puedes llevar la copa hasta 12 horas dependiendo de tu flujo menstrual (mucho más tiempo que con los tampones).

Extraer la copa

1) ¡RELÁJATE! Como verás es fundamental. Tanto para extraer la copa como al introducirla debes estar tranquila y relajada: no te preocupes, te acabará resultando fácil. Puedes usar tus músculos vaginales (¡los importantes músculos del suelo pélvico!) para empujar la copa hacia abajo hasta que puedas coger el tallo. Se asemeja un poco a la sensación de evacuar de vientre, pero evita presionar demasiado o podrías lastimar tus músculos.

2) Libera el sellado: Una vez tengas el tallo sujetado, tira suavemente hacia abajo hasta que puedas apretar la base para liberar el sellado con la pared vaginal, y así poder extraer la copa sin dificultad.

3) Extráela suavemente: Una vez liberado el sellado, aprieta la base y utilízala para extraer la copa. Lo mejor es tomarla por la base y no por el tallo, ya que puede causar dolor así como derramarse debido a que no la tendrás bien sujeta cuando la extraigas.

Una vez hayas extraído la copa, vacía el contenido en el inodoro, aclara la copa y vuelve a introducirla para disfrutar hasta 12 horas más de protección. Puede que sea diferente a todo lo que hayas utilizado antes, pero hará que tus periodos sean más llevaderos que nunca. Recuerda que la práctica te ayudará a dominar la técnica, y que al igual que con otros productos para el cuidado del periodo, te tomará un tiempo cogerle el truco.

Por favor ten en cuenta que los consejos ofrecidos por Intimina pueden no ser apropiados para tu caso en particular. Consulta siempre con tu médico si tienes preocupaciones específicas relacionadas con tu salud.

  • Suscríbete ¡Te recompensamos!
  • Apúntate hoy a nuestra newsletter.
  • Disfruta de un 10% de descuento
    en tu primer pedido.
  • *Correo electrónico
  • *Cumpleaños
  • *Campo requerido
     Sólo para usuarios que se registran por primera vez
     Condiciones de uso