#WhileBleeding

Los tiempos están cambiando porque la resistencia y la lucha de las mujeres han sido consistentes. Sumérgete en la historia femenina y únete a aquellas que siguen luchando.

¡Construyamos un mejor futuro juntas! #WhileBleeding

Las mujeres del mes en INTIMINA

Queremos que se conozcan a los seres humanos más combativos y mostrar a los demás cómo la lucha por un mundo mejor nunca se detiene. Estas son nuestras 4 mujeres del mes. Son amigas, madres, activistas… Nosotras nos esforzamos por ser tan buenas, apasionadas y resistentes como ellas. Y es que nos dan esperanza, fe y voluntad para seguir luchando en la vida, por duras que sean las condiciones.

Conócelas

Activista

Greta Thunberg

Una guerrera contemporánea que aún está en el instituto.

Esta joven sueca de 17 años alzó la voz por la Humanidad, los animales y nuestro planeta. Se aseguró de que los políticos escucharan lo que tenía que decir, pero lo que es más importante, ha concienciado y puesto en pie a otros estudiantes y a las generaciones más jóvenes. Ha sido la persona del año 2019 para la revista Time, demostrando que ¡no hay nada que una mujer fuerte no pueda lograr!

Política

Alexandria Ocasio-Cortez

Y el asteroide nombrado en su honor…

Ella es tan genuina que hasta tiene un asteroide con su nombre. Pero no por su cara bonita, sino porque ganó el segundo premio de un concurso científico ¡cuando cursaba el instituto! Esta neoyorquina nacida en 1989 es la mujer más joven elegida para el Congreso de EE.UU. AOC utiliza las redes sociales como herramienta para hablar sobre seguridad económica y nacional, derechos LGBTI, problemas ambientales, atención médica y energías renovables. Es una verdadera jefa con un impecable sentido de la justicia… ¡y del humor!

Política

Sanna Marin

Una niña criada en un familia arco iris batiendo récords.

Sanna es Primera Ministra de Finlandia con tan solo 34 años. Es la líder nacional más joven del mundo en la actualidad y, también, la Primera Ministra más joven de la historia de su país. Es madre y orgullosa hija criada por su madre biológica y su pareja también mujer. Una trabajadora que lucha por la igualdad de género, con una proyección increíble para marcar diferencias en el futuro más próximo.

21st c.

Malala Yousafzai

Fuerte y justa, rompiendo los estereotipos.

El padre de Malala alentó su interés en la política y la educación desde una edad temprana, por lo que no hay duda de cómo se convirtió en una virtuosa ciudadana del mundo. Incluso después de un momento importante y potencialmente mortal, dijo: «Incluso si vienen a matarme, les diré que lo que están tratando de hacer está mal, que la educación es nuestro derecho básico».

Escribió para la BBC bajo un seudónimo, ganó un premio Grammy al mejor álbum infantil por su audiolibro, se convirtió en mensajera de paz de la ONU y, en 2015, un asteroide fue nombrado en su honor. Solo tiene 22 años, ¡y es prueba viviente de que todo es posible!

20th c.

J.K. Rowling

Madre de magos y defensora de los más desfavorecidos.

La escritora nacida de muggles que marcó una era en la literatura y formó algunas generaciones de ratones de biblioteca, comenzó a escribir sobre Harry Potter después de haber sufrido grandes tragedias en la vida.

A pesar de que sus editores sugirieron usar dos iniciales en lugar de su nombre completo, dado que suponían que los niños no querrían leer un libro escrito por una mujer, ella no cejó en su empeño de regalar alegría y consuelo al mundo entero.

60's

Stephanie Steve Shirley

Se puso un nombre masculino para conquistar el mundo.

Steve es un matemática, una empresaria de TI y una defensora de la igualdad de género, epítome del empoderamiento femenino. Sobrevivió al holocausto, crió a un hijo autista, empleó a otras expertas en software y donó más de 65 millones de libras esterlinas para investigación y trabajo humanitario. Y esa es solo la punta del iceberg: si estás buscando un modelo a seguir, ¡ella es la indicada!

50's

Hedy Lamarr

La inteligencia no está reñida con la belleza.

Cuando no estaba actuando junto a Clark Gable o divorciándose de sus maridos, Hedy ejercía como una exitosa inventora. Trabajó con Howard Hughes en el rediseño de las alas de los aviones y, gracias a su sistema de comunicaciones con la aplicación de espectro ensanchado por salto de frecuencia, ¡hoy disfrutamos de cosas como el GPS y la Wi-Fi! Y no se queda ahí: en 1997, se convirtió en la primera mujer en recibir el galardón Invention Convention's BULBIE Gnass Spirit of Achievement, también conocido como el Óscar de los inventores.

40's

Rosalind Franklin

Los árboles genealógicos son más sencillos tras su descubrimiento.

Rosalind fue una científica pionera a la que le debemos la imagen de la estructura del ADN y otras muchas investigaciones sobre el ADN, el ARN, el grafito y el carbón, que abrieron paso y fueron el caldo de cultivo de otras muchas investigaciones.

20's

Marija Jurić Zagorka

Primera periodista croata y valiente matrona.

Durante esta época, cuando la postura política hacia lo femenino era tal que ninguna mujer tenía la oportunidad de dirigir un periódico, Marija ejerció como editora, correctora y novelista en destacados periódicos croatas.

Sus libros son populares hasta el día de hoy; empezó a ser valorada a mediados del siglo XX y ha alcanzado altas cotas de popularidad en el siglo XXI en Croacia, siendo objeto de un buen número de homenajes.

19th c.

Kate Sheppard

Las mujeres de Nueva Zelanda pueden votar gracias a ella.

Una fuerte determinación personal y un clima político favorable fueron las condiciones perfectas para el plan de Kate. Organizó una campaña y recolectó sin apenas esfuerzo casi 32.000 firmas, que condujeron a un avance sin retorno en la historia de las mujeres.

Su movimiento sufragista dejó en claro que el silencio no es algo que las damas estén dispuestas a aceptar: Nueva Zelanda se convirtió en el primer país soberano en otorgar el derecho de voto a las mujeres, en 1893. Pero no se quedó ahí, también luchó por reducir las injusticias y reclamó el derecho de acceso a la representación política para las mujeres.

1870's

Elizabeth Blackwell

Primera mujer que logró ejercer la profesión como médico en Estados Unidos, y en todo el mundo.

Una mujer altamente cualificada, doctora y pilar moral que triunfó tanto en el Reino Unido como en Estados Unidos. Elizabeth fue la primera mujer en recibir un título de medicina en Estados Unidos, y también la primera dama en entrar en el registro de médicos del Reino Unido.

1850's

Amelia Bloomer

Llevaba los pantalones en la relación.

Amelia iba tan cómoda con su ropa como con romper las reglas que se le imponían por género. Puede que ella no fuera exactamente «la primera» en usar pantalones (que iban atados a los tobillos), pero seguramente hizo que la moda se extendiera como la pólvora entre sus coetáneas. Los usó, escribió sobre la experiencia y desafió todas las tendencias y opiniones obsoletas.

18th c.

María Teresa I de Austria

Tuvo 16 hijos y le quedó tiempo para reinar.

Archiduquesa y soberana de Austria, Hungría, Bohemia y Croacia, libró sendas guerras y desarrolló un sistema educativo semi-moderno en Europa. Todo lo que se requería de ella, lo hacía… en sus propios términos y condiciones. Aunque su nombre completo era María Teresa Walburga Amalia Cristina, podríamos llamarla «Audacia».

15th c.

Juana de Arco

Heroína, mártir e inspiración eterna.

Juana estaba predestinada para llevar a cabo grandes hazañas y, desde una edad muy temprana, ya contaba con un buen número de seguidores. El ejército que lideraba confiaba completamente en ella, incluso aunque tuvieran una forma diferente de explicar su causa. Su incómoda armadura no la frenaba en las batallas, y desde hace siglos, es un ejemplo de valentía e incluso la imagen del liderazgo femenino.

12th c.

Leonor de Aquitania

Multifuncional y extraordinaria belleza.

Leonor se las arregló para llevar una corona, divorciarse de su primer marido y enterrar al segundo, y todo durante el s. XII de la tenebrosa Alta Edad Media. Incluso participó en la Segunda Cruzada, a lomos de su caballo en las incomodísimas sillas del momento, y probablemente mientras sangraba, por dentro y por fuera.

Su apariencia siempre fue impecable, pero se aseguró de ser conocida como la mujer más poderosa e inteligente de Europa occidental. Leonor fue una moderna para la época: siempre sobre tacones y sin mostrar dolor alguno.

1st c. BC

Cleopatra

La fuerte, educada e irresistiblemente encantadora emperatriz.

La belleza no es lo ÚNICO que importa, sino también la inteligencia. Cleopatra hablaba 12 idiomas, pero también destacó en matemáticas, filosofía y astronomía. Se la considera uno de los mayores exponentes de la cultura en el Antiguo Egipto, así como una promotora de la educación. Al mismo tiempo, era conocida por su magnetismo y carisma.

6th c. BC

Safo

La primera poetisa de renombre.

En un mundo lleno de hombres prominentes, sus palabras fueron su victoria. Una victoria recopilada en la historia de la cultura y el arte para todas las demás mujeres. Incluso Platón se refirió a Safo como uno de los diez grandes poetas de Grecia.

Los tiempos están cambiando… pero despacio.

Un estudio publicado en la revista Human Reproduction muestra cómo la exposición a la contaminación del aire entre las adolescentes (de entre 14 y 18 años) se asocia con un aumento leve de las posibilidades de tener un ciclo menstrual irregular. Y esa misma exposición a la contaminación también conlleva más tiempo para lograr un ciclo regular en la edad adulta temprana. Es el primer estudio que revela esa conexión, pero probablemente no será el último. ¡Tenemos que cuidar mejor al planeta para cuidar mejor de las próximas generaciones!

Las mujeres somos un universo por descubrir

Los cuerpos de las mujeres son increíbles, eso ya lo sabemos. Pero gracias a investigaciones más recientes, ahora también tenemos pruebas de que 3 semanas después de la menstruación, las mujeres nos volvemos mejores comunicadoras y somos más precisas para detectar el miedo en otras personas. Y también hay pruebas de que durante una parte de nuestro ciclo, nuestros cerebros se hacen más grandes… ¡Todo esto sucede gracias a los ovarios y las hormonas!

¡La «baja menstrual» es un hecho!

La encuesta de INTIMINA de 2019 también reveló que, de aquellas 2000 mujeres encuestadas, el 46% se saltó alguna clase debido a la menstruación, mientras que un 45% canceló una cita o se fue del trabajo antes de tiempo. Para predicar con el ejemplo, la oficina de INTIMINA del Reino Unido introdujo una política que permite aprovechar el poder de nuestro ciclo menstrual y organizar fechas de trabajo de acuerdo con nuestras hormonas. También tenemos «mañanas flexibles» o, lo que es lo mismo, podemos comenzar una hora más tarde durante los días de nuestro periodo, cuando nos sentimos más cansadas. ¡El cambio es un hecho!

Acostúmbrate. Punto.

En este momento, más de 800 millones de mujeres en todo el mundo están teniendo el periodo. La edad promedio en que los humanos comienzan a menstruar ha disminuido durante el siglo pasado (la media es a los 12 años y medio). Pero otra información muy importante está en el candelero: por ejemplo, que las compresas y tampones desechables tardan hasta 800 años en descomponerse. Hay que insistir en opciones ecológicas y reutilizables disponibles a nuestro alcance.

Tiempos maravillosos, tiempos extraños.

La revolución sexual durante los años 60 acabó con muchos tabúes con respecto al cuerpo femenino. El mundo comenzó a hablar un poco más sobre la menstruación, por lo que era habitual oír eso de «estoy malita», estoy en esos días, etc. A principios de los años 70, las alas y el material adhesivo se agregaron a las compresas para hacerlas «más seguras». ¡Una década después, Courtney Cox fue la primera mujer que dijo la palabra «Periodo» en un anuncio!

Sin esfuerzo no hay recompensa.

Las mujeres todavía usaban compresas de algodón o lana que podían lavar y reutilizar, a pesar de que tenían opciones como las copas menstruales. Por otro lado, las empresas farmacéuticas comenzaron a producir en masa medicamentos analgésicos que, al menos, representaron un alivio para esos días de calambres.

¿Quién gobierna el mundo? ¡Las chicas!

Los locos años 20 y los extraños 30 trajeron muchas novedades relacionadas con el periodo. La primera copa menstrual apareció en 1937, gracias a otra actriz, Leona Chalmers. Estaba fabricada con látex, lo que supuso un problema durante la Segunda Guerra Mundial, debido a la escasez de caucho. La empresa se vio obligada a detener la producción.

¡Nunca olvidamos a las primeras!

Walt Disney sabía lo que le faltaba a la educación estadounidense, por eso hizo el cortometraje «La historia de la menstruación», en 1946. Más de 100 millones de estudiantes de secundaria vieron la película y escucharon por primera vez la temida palabra «vagina» en la pantalla grande.

Desafortunadamente, no se mencionó ningún tipo de protección o anticoncepción, pero las chicas finalmente escucharon que no pasa nada por bañarse o practicar deportes mientras menstrúan.

¡Prosperidad para la longevidad!

Las compresas hechas con vendas y gasas de algodón que las enfermeras usaron durante la Primera Guerra Mundial se lanzan al mercado. Ahora ya existen las primeras compresas desechables en los comercios, como el producto menstrual más deseado en todo el mundo. Los tampones fueron todo un hit, aunque no muchas mujeres los usaron; los veían como algo «bastante extraño e incómodo», como probablemente lo eran en ese entonces. Eso sí, ¡no más cinturones!

Producir suministros de sangre mensuales mientras se lucha por los derechos.

Una camisa, una falda, una enagua y un cinturón de época eran los básicos para las menstruadoras del siglo XIX. Los paños unidos al cinturón estaban bien, pero el cinturón en sí era constrictivo y, a veces, incluso doloroso. Y lo peor de todo: ¡se usaron hasta la década de los 70!

Mientras que las mujeres estadounidenses, europeas y neozelandesas prosperaban y progresaban, las niñas de Malawi lo pasaron bastante mal. Las personas, en su mayoría hombres, no permitían que las niñas y mujeres reproductoras sembraran, limpiaran o incluso amamantaran, ya que se las consideraba contagiosas durante el periodo. Esta superstición es algo común: hasta 1916, a las mujeres católicas se les prohibió recibir la sagrada comunión mientras menstruaban. Se las consideraba impuras y, por tanto, se las excluyó de la Iglesia. ¿Vemos algún patrón en esto?

¿Puedo librarme de ir al médico?

Las mujeres en esta época comenzaron a aceptar (¡por fin!) que la menstruación era normal, algo común y perfectamente saludable. Incluso podrían haberlo llevado más lejos; algunas de ellas creían que la menstruación mantiene al cuerpo femenino a salvo de la tuberculosis, el cáncer, etc., debido a la «limpieza» tras la liberación de la sangre.

¡Vienen cosas innovadoras!

Aunque las toallitas y paños se usaron, hirvieron y reutilizaron, no todas las mujeres podían utilizarlos debido a problemas económicos. Pero incluso las que lo hicieron, tenían dificultades. Por ejemplo, algunas fábricas de alimentos en Francia no permitieron que los humanos que menstrúan trabajasen porque «podían» estropear algo.

¡Solo 50 periodos por vida suenan increíbles!

Las mujeres durante el siglo XVIII tuvieron menos períodos que las chicas modernas, ¡pero eso es porque estaban embarazadas y daban a luz con más frecuencia! Esa podría ser la razón por la cual algunas de esas damas usaban esponjas mullidas. Este artilugio de aspecto extraño se utilizó para absorber sangre y, al mismo tiempo, esperaban que tuviera al menos algún efecto anticonceptivo.

¿Somos menstruadoras o sufridoras?

Las cosas en Europa no siempre fueron fáciles: el alivio del dolor, especialmente para el dolor menstrual, era inaceptable para la Iglesia. La razón era bastante obvia: Dios supuestamente quería que cada calambre fuera un recordatorio del pecado original de Eva. Al mismo tiempo en el resto del mundo, las mujeres que cuidaban de sus esposos no tuvieron tiempo de pensar en soluciones para el periodo. Algunas investigaciones muestran que dejaban el sangrado sin protección: supuestamente no usaban nada bajo sus faldas.

La menstruación en la Edad Media.

Princesa, reina o criada… No importa, todas experimentaban esos dolores e inconveniencias del flujo menstrual. A las damiselas se les aconsejaba hervir un sapo y usar sus cenizas en una bolsita cerca del útero y los ovarios. Además, el sabelotodo local sugeriría atar el pelo de la cabeza de los animales a un árbol joven, como el pelo de caballo, para minimizar los efectos del periodo.

Si nada de lo anterior funcionaba, una infusión de ortiga o consuelda serían otras opciones. Además, las duchas diarias no estaban de moda por aquel entonces. Así que, cuando las mujeres necesitaban suavizar los olores, se les aconsejaba usar un ramo de flores silvestres como solución.

¿Qué tipo de encanto es este?

Las mujeres egipcias enrollaban papiros suaves alrededor de trozos de madera y los usaban como tampones. Además eran muy hábiles en bricolaje, hasta el punto de crear compresas hechas con musgo, hierba, lana o incluso piel de animales. Esos días sangrientos eran considerados como un tiempo para la limpieza, y algunos incluso vieron la menstruación como un proceso de curación corporal.

¿Cómo se sangraba por aquel entonces?

Del periodo se hablaba a modo de cuchicheo, pero Hipócrates habló con bastante claridad sobre esos días del mes. Una vez, afirmó que las mujeres deberían considerar el uso de palos de madera pequeños y redondos cubiertos con lino para protegerse de fugas y embarazos no deseados.

INTIMINA's social

¡Menstruadoras del mundo, uníos! Únete a nuestra campaña y comparte tus historias sobre el periodo con el hashtag #WhileBleeding.

DESCUBRE más