Vello púbico: 10 pasos para una depilación como es debido

Cada mujer tenemos un criterio propio cuando se trata de nuestra zona púbica. Y lo bueno de esto es que todo vale. Vale no quitarse ni un pelo, vale depilarse solo la mitad, vale dejarse un hilito y vale cortar por lo sano. La única condición es que sea como tú hayas decidido que sea. 

La opción de depilarse  se mantiene como opción ganadora usada por aproximadamente un 84% de mujeres y se trata de una opción meramente estética. Con alternativas en el mercado como la cera, el tratamiento láser o las cremas depilatorias, la mayoría de las mujeres que se rasuran de forma regular siguen prefiriendo la cuchilla como método.

Se trata de la opción más utilizada al ser la forma más rápida, fácil y barata. Pero muchas veces pecamos y no nos cuidamos lo suficiente cuando nos depilamos esa parte del cuerpo que quizá sea la más sensible y difícil de rasurar de todas (sin el “quizá”).

No por hacerlo bien se pierde más tiempo, ni tampoco es necesario gastar más dinero. Así que para ayudarte a tener la piel más suave y de la forma más segura, aquí vienen 10 consejos paso a paso para depilarte.

Nunca a ciegas

Aunque sabemos que las clases de yoga te están haciendo ganar elasticidad, todavía no llegas a mirarte bien la zona púbica así que antes de cortarte o dejarte una zona sin depilar y que tu vulva quede quede a parches… ¡usa un espejo de mano!

Es tan fácil como tenerlo siempre a mano en la ducha o dondequiera que te depiles para evitar catástrofes.

Corta primero

 Dependiendo de hace cuánto no te depiles y de lo largo que tengas el vello, lo mejor es que primero te pases unas tijeras para recortar lo máximo posible (sin pasarte). 

El vello púbico es más grueso que el vello normal; y más aún si lo sueles depilar normalmente, que crece más oscuro y fuerte, por lo que lo mejor es que lo recortes antes de ponerte manos a la obra con la cuchilla.

Humedecer

No solo para el vello púbico, cualquier zona de nuestro cuerpo que queramos depilar es muy importante que la humedezcamos primero con el fin de ablandar el vello y que sea más fácil de depilar. 

Con un poco de agua tibia evitaremos grandes cortes y la cuchilla deslizará mejor por nuestras partes íntimas.

Exfóliate

Sí, has oído bien, ¡la zona púbica también se puede exfoliar!

Aunque tampoco te vengas muy arriba porque solo puedes la parte exterior (NUNCA la zona de los labios menores).

Para exfoliar la zona del pubis sirve con un exfoliante corporal normal que te apliques realizando círculos suavemente. 

Esto eliminará células muertas, evitará pelos enquistados y hasta te ayudará a tener una depilación más acertada.

Usa una buena crema o gel depilatorios

Si usas crema o gel para ayudar a la cuchilla, lo ideal sería que cogieses uno con aloe vera o con vitaminas para mantener la piel sana. Como hemos dicho antes, la zon púbica y su vello son muy delicados, así que una crema especial para esta zona es lo ideal. 

Estas cremas te dotan de una barrera que previenen la irritación. Eso sí, antes de aplicarla sobre la zona en cuestión, téstala en otra parte del cuerpo como la pierna para asegurarte de no ser alérgica. 

Prohibido usar cuchillas antiguas

Como zona sensible y especial, necesita cuidados especiales. Esa cuchilla que llevas usando un mes para depilarte las axilas no es buena idea para la zona del pubis.

Procura estrenar cuchilla cada vez que quieras depilarte esta zona. Con las hojas a estrenar te aseguras de que corte a la perfección y de que esté libre de bacterias. Además, te evitas el tener que pasar 3 o 4 veces la cuchilla por el mismo sitio, que aumenta las posibilidades de que te cortes.

Existen cuchillas específicas para esta zona que además cuentan con barras de gel que suavizan el paso de la cuchilla. Estas son las ideales.

¡Sujétate fuerte!

Donde mejor trabajan las cuchillas es sobre superficies lisas, y la zona púbica es precisamente lo contrario a lisa. Por eso lo ideal es que uses la mano que te queda libre para estirar todo lo que puedas la piel y facilitar el paso de la cuchilla. 

¿En qué dirección me depilo?

En este campo habrás escuchado de todo. La verdad es que depilarte a favor del nacimiento del vello previene la irritación y los pelos enquistados, mientras que si lo haces en contra conseguirás un mejor acabado ya que arranca los pelos de raíz.

Con esto aprendido la elección es tuya. Nosotros te recomendamos hacerlo a favor, para esta zona tan delicada es lo mejor. Dicho esto, todo tiene pros y contras por lo que haz lo que creas mejor.

Aclarar y secar

La sesión de peluquería casi ha acabado. Lo único que falta una vez has acabado es aclarar y secar con una toalla. 

No te olvides de retirar el vello que hayas depilado. No queremos que el próximo en usar el lavabo se encuentre con eso, no lo queremos.

Cuidado post depilación

Ahora que está todo bien limpito es hora del toque final. Aplicar una crema hidratante especial para después de la depilación en la zona es lo mejor para darle a tu piel justo la extra hidratación que necesita además de ayudar a cerrar los poros y prevenir que entren bacterias.

Cualquier otro tipo de crema, aunque estés tentada a usarla, resulta antinatural para esa zona del cuerpo. Lo que sí puedes usar son aceites naturales de coco, jojoba o lavanda. 

Este tipo de productos son perfectos para suavizar la piel y prevenir que se seque. El aloe vera también es perfecto para las zonas íntimas.

Cuando se trata de depilar por debajo del cinturón la clave es prestar diez veces más atención que a cualquier otra parte del cuerpo como las piernas, y muy importante: ¡no hacerlo muy a menudo!

Deja que el vello vuelva a crecer para repetir el proceso y tómatelo con calma.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

  • SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

  • Recomended
    7 cosas que pasan al dejar la píldora anticonceptiva
    Trucos para evitar las fugas en tu copa menstrual
    Chocolate: el remedio más sabroso para las molestias del periodo
  • SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER