Endometriosis: más allá de los calambres

La endometriosis es una condición que afecta a las mujeres en la que las células del endometrio, el tejido que recubre el interior del útero y se desprende durante la menstruación cada mes, se expanden fuera del útero. En la mayoría de los casos estas células pueden encontrarse en forma de placas en otros órganos del abdomen como los ovarios, las trompas de Falopio o la vejiga. Y en casos excepcionales pueden encontrarse en otras partes del cuerpo como los pulmones o el diafragma.

Estas células reaccionan a las hormonas del estrógeno multiplicándose e hinchándose, pero a diferencia de las células endometriales que se encuentran en el útero, éstas no pueden “escapar” durante la menstruación. En su lugar se acumulan y crean placas en el tejido normal, y pueden causar irritación y adherencias (adherencia pegajosa) entre los órganos.

Se desconoce el número exacto de mujeres que sufren de endometriosis porque muchas mujeres no presentan síntomas (son asintomáticas), o asumen que sus problemas son los síntomas comunes de la menstruación. Sin embargo, según los investigadores, se estima que 176 millones de mujeres viven con la enfermedad en todo el mundo. El dolor de la endometriosis puede ser debilitante y hacer que las mujeres falten a clase o a trabajar, disminuye la calidad de vida y puede llevar a otros problemas de salud. Las iniciativas de sensibilización han hecho mucho para ayudar a las mujeres y a sus médicos a comprender esta enfermedad y a mejorar la respuesta ante los problemas de dolor. Los médicos se están dando cuenta de que la endometriosis no son solo “calambres”, y que las mujeres pueden obtener la ayuda que necesitan.

Síntomas

Generalmente las mujeres comienzan a experimentar los efectos de la enfermedad entre los 25-40 años, pero pueden comenzar tan pronto como la primera menstruación. Los síntomas más comunes son:

  • Periodos extremadamente dolorosos o pesados
  • Sexo doloroso
  • Dolor en el abdomen inferior o área pélvica (a veces constante, pero mayor cerca del período)
  • Sangrado entre períodos
  • Micción dolorosa o movimientos intestinales durante el periodo
  • Dificultad para quedar embarazada (infertilidad)

Muchas mujeres descubren que la padecen tras varios intentos fallidos de quedarse embarazada, siendo aproximadamente 2/3 de ellas. Para diagnosticar la endometriosis el médico realizará una laparoscopia, que consiste en un procedimiento mínimamente invasivo con anestesia donde el cirujano insertará una pequeña cámara a través de una incisión en el abdomen y buscará señales de endometriosis dentro del cuerpo. Este tipo de cirugía es relativamente simple y tiene un tiempo de recuperación muy rápido.

Causas

La causa exacta de la endometriosis es desconocida aunque existen numerosas teorías, entre las que se incluyen influencias genéticas y ambientales o complicaciones del sistema inmunológico. La investigación está en marcha para comprender la fuente de la enfermedad y, por tanto, esperamos que un día se desarrolle una cura. Los científicos, sin embargo, han encontrado algunos factores que pueden aumentar el riesgo de padecer esta condición, como por ejemplo el factor familiar (si tu madre o hermanas tienen endometriosis la probabilidad de que lo padezcas es alto). Así mismo, las mujeres que comienzan su período temprano o que no han tenido hijos también son más propensas a experimentar problemas de endometriosis.

Tratamiento

Las opciones de tratamiento para la endometriosis dependen de muchos factores:

  • Edad
  • Severidad de los síntomas
  • Propagación de la enfermedad
  • El deseo de tener hijos en el futuro

Si tienes un caso leve de endometriosis, tu médico podría recomendarte tratar los síntomas con ejercicio regular, analgésicos sin receta, como el ibuprofeno, o incluso analgésicos con receta médica. Tu médico podría también hacer seguimiento de tus síntomas mediante exámenes regulares para asegurarse de que la condición no se está extendiendo o empeorando.

Terapia hormonal

Si tu condición es más avanzada tu médico podría recomendarte terapia hormonal para controlar los síntomas. Dado que la endometriosis es reactiva al estrógeno natural de tu cuerpo, los síntomas empeoran durante la menstruación, por lo que los medicamentos hormonales pueden ayudarte a detener o incluso revertir algunos de los crecimientos y aliviar parte del dolor. Los tratamientos hormonales pueden ir desde algo tan simple como la píldora anticonceptiva o la inyección a terapias hormonales más complicadas que no están relacionadas con la anticoncepción. Tu médico te explicará todas las opciones hormonales y te ayudará a elegir la adecuada para ti.

Cirugía

Si tu caso es grave o te preocupa tu fertilidad, tu médico podría recomendarte la cirugía para resolver algunos de los problemas relacionados con la endometriosis. La cirugía se puede hacer de varias maneras, pero a medida que la tecnología mejora, los médicos están optando por opciones menos invasivas, como la laparoscopia. Durante la cirugía laparoscópica, el médico volverá a introducir una pequeña cámara a través de una incisión en el abdomen con el fin de encontrar y eliminar las placas de endometriosis. Las cirugías más invasivas implican una incisión grande para quitar placas más extensas de la enfermedad y de cualquier quiste que pudieran haberse formado. En casos extremos, o si la mujer no quiere tener hijos en el futuro, el médico le recomendará la extirpación completa de algunos de sus órganos reproductivos, como el útero (histerectomía) y / o los ovarios (ooforectomía), lo que da como resultado una menopausia inmediata.

Como la conciencia sobre la endometriosis ha aumentado, al mismo tiempo lo ha hecho la investigación sobre la enfermedad. Las mujeres ya no guardan silencio sobre su dolor y se está teniendo en cuenta el impacto completo de la enfermedad en su vida cotidiana. Los tratamientos conservadores para la condición son a menudo exitosos y ayudan a las mujeres a controlar los síntomas de manera efectiva sin tener que recurrir a la cirugía invasiva. Pero si experimentas los síntomas de endometriosis no dudes en consultar con tu médico, ya que hay tratamientos y grupos de apoyo que pueden mejorar en gran medida tu calidad de vida.

 

Por favor ten en cuenta que los consejos ofrecidos por Intimina pueden no ser apropiados para tu caso en particular. Consulta siempre con tu médico si tienes preocupaciones específicas relacionadas con tu salud.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

  • SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER Y RECIBE UN 20% DE DESCUENTO

  • Recomendado
    Black Friday: Copas Menstruales y Ejercitadores Pélvicos a precios irresistibles
    7 cosas que pasan al dejar la píldora anticonceptiva
    Trucos para evitar las fugas en tu copa menstrual
  • SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER Y RECIBE UN 20% DE DESCUENTO