La temida “Doble R”: Regla y Resaca a la vez

Tener la regla y estar de resaca. Solo hace falta una de los dos para dejarte todo el día en casa tirada en el sofá viendo películas. ¿Pero las dos a la vez? Eso hace llorar a cualquiera. 

Con lo bien que lo estabas pasando anoche se te olvidó lo dura que iba a ser la mañana siguiente. Aunque seguro que mereció la pena. Mientras echas un vistazo a las fotos que sacaste anoche (eso sí que da miedo),  aquí van unos trucos para levantarte de la cama y dejar las películas malas para otro día.

¡Atenta que empezamos!

  • Rehídratate

Aunque lo ideal sería haberlo hecho nada más volver a casa anoche, esta mañana también puedes cubrir el que hizo daño el alcohol. Las bebidas alcohólicas son bastante diuréticas. Esto te hace expulsar más líquido del que ingieres, por lo que a tu cuerpo le hace falta mucha agua al día siguiente para recuperarse.

Además,  las hormonas durante el periodo pueden causar deshidratación, otra razón de peso para servirte un vaso de agua.

Si te has cansado de beber agua, las bebidas deportivas o bebidas azucaradas también son un buen remedio, ya que además de hidratarte te ayudan a reponer los azúcares y las sales minerales que tu cuerpo necesita.

  • ¡Arriba esa energía!

(Espero que estés leyendo esto con un vaso de agua en la mano). Bien, ahora que ya estás hidratada todavía nos quedan todavía cosas por arreglar. Ha llegado el momento de nutrir ese cuerpo cansado. Si te apetece comer algo, opta por huevos. Están llenos de proteínas y aminoácidos que ayudarán a recuperar las funciones de tu hígado y eliminar las toxinas que queden. Además, si lo acompañas con unas tostadas de cereales estarás recuperando toda esa vitamina B que tu cuerpo perdió anoche. También subirá tu azúcar en sangre sin dañar tu (ahora muy) delicada barriga.

Para la falta de sangre consecuencia del periodo, lo ideal es añadir algo con alto contenido en hierro como unas espinacas. 

  • Alivia el dolor 

Ahora que tienes el estómago lleno y un vasito de agua al lado toca hablar sobre el alivio del dolor. Bien te duela la cabeza o que los calambres te estén matando, no pasa nada por tomar un analgésico como el ibuprofeno. Este antiinflamatorio reducirá el dolor de los calambres, así como también reducirá la temperatura corporal elevada que puede causar una resaca. Dos en uno. 

Pero como ya hemos dicho, para eso tienes que haber seguido los dos primeros pasos y no tener el estómago vacío. Tampoco pueden interferir con ningún otro medicamento que estés tomando. Si un antiinflamatorio no te está ayudando con los calambres, siempre puedes aplicar calor en la zona donde te duela. El calor  bloquea los transmisores de dolor y es un analgésico comprobado. ¿A que ya te sientes mejor? 

  • Mens sana in corpore sano 

Ahora que con suerte también estás libre de dolor es el turno de la cabeza. El síndrome premenstrual es conocido por causar ansiedad y depresión, al igual que la resaca. Al menos 4 de cada 10 mujeres sufren depresión, ansiedad, cambios de humor y dismorfia corporal durante sus días de regla.

La resaca reduce los niveles de serotonina (lo que te lleva a un estado de ánimo bajo) y aumenta los niveles de cortisol (lo que lleva al estrés). Es posible que el ejercicio no te apetezca especialmente teniendo en cuenta que seguramente estés escondida debajo de las sábanas para que nadie vea que estás teniendo una crisis existencial, pero es uno de los estimulantes del estado de ánimo más potentes (y fácilmente accesibles). 

Una caminata rápida (o mejor anímate y que sea larga) te ayuda a liberar endorfinas y podría ser justo lo que necesitas. Si no puedes moverte, entonces date un capricho con lo que generalmente te anima, ya sea tu película favorita, chatear con algún amigo, pedir tu comida favorita a casa… 

  • Si todo lo demás falla…

Hora de dormir. Tu cuerpo está físicamente exhausto por lidiar con todas esas toxinas alcohólicas, así como todos los efectos negativos de la menstruación. Más allá de darle a tu cuerpo el tiempo necesario para recuperarse, dormir también permitirá a tu cerebro con exceso de trabajo descansar un momento (ya ha tenido trabajo suficiente). Tanto el alcohol como la menstruación pueden hacer que no tengas sueño, así que si tienes problemas para quedarte dormida prueba un té de manzanilla relajante. Si todo lo demás ha fallado, solo duérmete.

Después de todo, cuando te despiertas de una siesta de regla o resaca (o como hoy, de las dos), se ve el mundo de otra forma. Puede que un poco valga la pena pasar por todo esto … ¿verdad?

 

Tenga en cuenta que los consejos ofrecidos por Intimina pueden no ser relevantes para su caso individual. Para inquietudes específicas con respecto a su salud, siempre consulte a su médico u otros profesionales médicos con licencia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

  • SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER Y RECIBE UN 20% DE DESCUENTO

  • Recomended
    7 cosas que pasan al dejar la píldora anticonceptiva
    Trucos para evitar las fugas en tu copa menstrual
    Chocolate: el remedio más sabroso para las molestias del periodo
  • SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER Y RECIBE UN 20% DE DESCUENTO