Impacto del estrés en el suelo pélvico

Suelo pélvico | | Brenda B. Lennox

Tu suelo pélvico merece más reconocimiento. Trabaja día a día para mantener, literalmente, todos los órganos juntos. No sólo el suelo pélvico favorece el parto natural, hace al sexo más placentero y facilita los orgasmos, también actúa como el vigilante que retiene o libera todo lo que sale de la vagina. Sí, incluye la orina, los excrementos y las flatulencias. No hay que tener escrúpulos sobre este tema. Lo más importante es que este increíble conjunto de músculos fuertes y complejos sostienen todos los órganos internos que se encuentran en tu abdomen. Básicamente funciona como una hamaca para tus entrañas. 

Como ocurre con cualquier otro órgano, el estrés impacta significativamente en la salud de tu suelo pélvico. ¡En Intimina cuidamos tu salud reproductiva! Por eso, vamos a profundizar en los efectos del estrés en tu suelo pélvico. 

¿Qué es el Estrés? 

El estrés puede significar muchas cosas, especialmente cuando nos referimos al cuerpo. ¿Qué tipos de estrés influyen en el suelo pélvico?

Estrés físico  

Es normal que el cuerpo humano envejezca. Las tareas diarias pueden desgastar lentamente el organismo con el paso del tiempo, es parte normal del envejecimiento. Ciertos eventos físicos y  estresantes como el parto y las lesiones pueden debilitar el suelo pélvico.  Como con cualquier lesión o tensión física, las lesiones en el suelo pélvico presentan tejido cicatrizante como parte del proceso de curación. Esta exceso de tejido cicatrizante puede impedir la concepción, el bienestar sexual y la sensación general de comodidad. 

Estrés mental y emocional 

Cuando estás bajo estrés o te sientes nervioso ¿Te has dado cuenta de que contraes las nalgas y los músculos cercanos? Pues, amiga, ese es tu suelo pélvico.  Si bien, ésta es la respuesta normal a los problemas y a las preocupaciones diarias, si se hacen a menudo como consecuencia del estrés agudo, pueden causar una serie de trastornos en el suelo pélvico, desde dolor durante el sexo, prolapso de órganos pélvicos, dolor lumbar hasta la disfunción de la vesícula y estreñimiento.  

Conexión de mente y cuerpo 

Cuando se trata de la conexión mente y cuerpo es casi imposible distinguir la diferencia entre el estrés físico y mental. Como cualquier estrés emocional o mental que alguien experimenta, tiene un impacto directo en su salud física, incluyendo su piso pélvico. 

Probablemente estás familiarizado con la hormona del estrés Cortisol. Si bien el cortisol ayuda a regular todo tipo de funciones corporales como el metabolismo, la memoria y la inflamación, un desequilibrio puede causar dificultades en tu cuerpo. 

Investigaciones recientes demuestran que existe una relación entre los desórdenes de la salud reproductiva femenina y el dolor en el suelo pélvico.  Contrario a la creencia popular, el estrés crónico causado especialmente por el dolor agudo,  produce niveles muy bajos de cortisol, no niveles altos. ¿Cómo funciona? Cuando el cuerpo libera continuamente cortisol como respuesta al estrés, agota su capacidad para producirlo naturalmente. Ante esta falta de recursos, el cuerpo no tiene el vigor para combatir la infección, la inflamación y la habilidad para manejar situaciones estresantes cotidianas.

Estos niveles bajos causan trastornos en las personas que los presentan, afectando su suelo pélvico y originando enfermedades como la endometriosis, la vulvodinia y las infecciones crónicas por hongosCon el tiempo, esto puede causar incontinencia, dolor y disfunción eréctil. 

¿Cómo ayudar a tu suelo pélvico?   

¿Está el estrés en tu vida causando dolor del suelo pélvico o disfunción de cualquier tipo? ¡Nosotros estamos aquí para ayudarte! Con paciencia y tiempo las personas han sido capaces de encontrar solución y alivio profundo para los desórdenes del suelo pélvico. 

Uno de los primeros pasos que puedes dar es cuidar tu salud mental y emocional. Equilibrar tu mente ayuda a balancear el cuerpo, especialmente si eres una persona que vive estresada a menudo.

¿Qué herramientas ya dispones para combatir el estrés? Practica las que ya mencionamos y aplica otras técnicas cuando sea necesario. Algunos de nuestros mejores consejos para liberar el estrés son salir, hacer ejercicios suaves como el yoga, el baile, escribir un diario, pasar el tiempo con los seres queridos, masturbarse y recibir terapia o asesoramiento.   

Los ejercicios Kegel son otra forma de controlar conscientemente tus músculos pélvicos. Como cualquier grupo muscular, el suelo pélvico se beneficia del ejercicio. Al fortalecer los músculos del suelo pélvico es más fácil liberarlos y relajarlos conscientemente cuando estés bajo presión y estrés. 

Conseguir ayuda 

Si el estrés ha causado más daños en tu suelo pélvico e interfiere en tu vida diaria, puede ser momento de buscar ayuda. Hay muchos especialistas que pueden ayudarte con tu dolor o desequilibrio del suelo pélvico.  Los fisioterapeutas del suelo pélvico diagnostican y brindan consejos prácticos para controlar las molestias de este vital órgano. Ellos asisten a aquellas personas que han tenido problemas durante el embarazo y otras lesiones del suelo pélvico. 

Los sexólogos usan técnicas como lo harían los terapeutas de masajes, pero ellos se enfocan en los genitales y en los alrededores. Esta técnica ayuda a eliminar el tejido de la cicatriz mientras que ataca el dolor y los malestares asociados. 

Puedes encontrar ayuda para controlar el estrés por medio de las técnicas holística, viendo a un especialista de medicina alternativa como un médico naturópata o un practicante de medicina china. Estos practicantes pueden usar una variedad de métodos como remedios de hierbas, cambios en la dieta o acupuntura

La cura es posible

El estrés es una parte normal de la vida pero si tu nivel de estrés alto está afectando negativamente tu suelo pélvico, la cura sí es posible. Te invitamos a practicar estas técnicas para tomar el control de tu salud y de tu vida.

Leave a Reply

Your email address will not be published.