Bienvenida al club: la fiesta de la primera menstruación

Me dedico a escribir sobre salud reproductiva así que, evidentemente, no tengo reparos ni tapujos a la hora de abordar temas como el embarazo, la menstruación y el sexo. En gran medida se lo debo a mi madre, una persona muy cariñosa y de mentalidad muy abierta. 

La primera vez que me vino la regla, mi madre empezó una tradición que luego mantuvo con mis cuatro hermanas pequeñas y que ella llamaba «el regalito de la primera menstruación». 

Me regaló un bikini minúsculo que yo le había suplicado que me comprara mil veces, sin éxito hasta entonces. Parece que bastó con la menstruación para convencerla de que su niñita había entrado en la edad adulta y estaba lista para el mundo de los bikinis diminutos. 

Pero el gesto de mi madre palidece al lado de los de los padres de adolescentes y preadolescentes de hoy en día, que llevan la celebración de la menarquia a un nivel completamente nuevo. 

Celebrar la primera menstruación 

Puede que la idea de globos rojos y pasteles con forma de útero provoque más de un sonrojo, pero… ¿por qué no alegrarse de la entrada en una fase nueva fase vital y celebrar una de las cosas más determinantes para nosotras?

Las personas con úteros sangran; eso es, ni más ni menos, fruto del milagro de la vida. Durante años a las mujeres y a las personas con cuerpo femenino se nos ha inculcado que menstruar era una vergüenza que se tenía que ocultar: es comprensible que algunas quieran seguir escondiéndolo. 

Por eso es aún más importante que los padres de chicas adolescentes les brinden un espacio en el que celebrar los cambios de su cuerpo con orgullo.

Celebrar un acontecimiento que te cambia la vida no solo significa normalizarlo, es también una forma de reverenciarlo. 

Habla con tus hijas

Las fiestas de la menstruación son una forma fantástica de celebrar la menarquia, pero es importante que vayas preparando el terreno con tus hijas desde mucho antes. Hablar sin tapujos es el primer paso para aceptar nuestro cuerpo.

Cuando llegue el momento de celebrarlo, intenta conversar abiertamente con tu hija sobre la importancia de celebrar ese cambio. Y, por supuesto, pregúntale cómo prefiere que sea la celebración.

Igual no le apetece que invites a un montón de personas para hablar de su cuerpo. Tal vez prefiera una cena especial o una escapada de fin de semana. 

Al fin y al cabo, ¡es su cuerpo!

¡A celebrarlo!

Si buscas «fiesta de la primera menstruación» por Internet verás pasteles, coronas de flores, caras sonrientes y mucho, mucho rojo. 

A la que te despistes, la búsqueda de imágenes de Google te mostrará pasteles decorados con vulvas gigantes y tampones de caramelo. Hay de todo. 

¿Y qué nombres se están usando? «La fiesta de la primera luna», «la fiesta de la carpa roja», «fiesta roja». ¡Agudiza el ingenio!

Aprender divirtiéndose

¿Qué mejor momento para aprender cosas sobre el cuerpo que cuando nos reunimos para celebrarlo?

Es hora de darlo todo con las manualidades y la repostería, por una buena causa. 

¿Que cómo puedes hacerlo? ¡Organiza juegos para la fiesta!

  • El bingo de la menstruación Crea cartones de bingo donde en lugar de números haya palabras como «útero», «ovarios», «estrógeno», etcétera. ¡A ver quién canta línea primero!
  • ¿Dónde va el útero? ¿Qué mejor manera de aprender sobre los órganos reproductivos que tener que situarlos a ciegas en un tablero?
  • Caza del tesoro: Móntales a las chicas un buen recorrido con pistas como «aquí es donde JAMÁS tienes que tirar el tampón». 
  • Unas galletas nada discretas: Decorar galletas con órganos reproductivos seguro que ayuda a activar la memoria muscular. ¡Será una lección de anatomía oculta!
  • Concurso sobre la menstruación: Competir para ver quién acierta más preguntas siempre ayuda a aprender las cosas de forma divertida. Puedes incluir un montón de información en cada ronda del concurso.

La importancia de una buena conversación Es importante que las chicas hablen del tema, con o sin adultos. Intenta crear un ambiente en el que puedan hacerse preguntas y compartir experiencias. Será bueno no solo para las que aún no tienen la regla, sino también para las más experimentadas. Todas se darán cuenta de la importancia de este cambio, y lo normalizarán. 

Si quieres que la fiesta sea un éxito total… ¡Prepara un regalito para todos los invitados!

  • Copas menstruales¡Que empiecen jóvenes! Nunca es demasiado pronto para descubrir la comodidad de la copa menstrual, que además es mejor para el medio ambiente. 
  • Chocolate: No puede faltar.
  • Mascarillas y lociones: Una buena ocasión para celebrar el cuidado de la piel. 
  • Cura de calor: Regala botellas de agua reutilizables o prepáralas tú misma con calcetines, arroz y hierbas: es una estupenda actividad para la fiesta. 
  • Aceites esenciales: La lavanda tiene efectos calmantes maravillosos, mientras que el amaro alivia los calambres si se diluye y se aplica de forma tópica. 

Pero una fiesta no es una fiesta sin la música adecuada.

Aquí va nuestra lista de reproducción para la fiesta:

  • Red, Red Wine de UB40
  • Red deTaylor Swift
  • Edge of Seventeen de Stevie Nicks
  • Fifteen de Taylor Swift
  • 17 años cumplirás de la banda sonora de Sonrisas y lágrimas
  • Girls Just Want to Have Fun de Cyndi Lauper
  • Bleeding Love de Leona Lewis
  • Here it Goes Again de OK Go
  • Red Tide de Neko Case

¡Feliz menarquia!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

  • SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER Y RECIBE UN 20% DE DESCUENTO

  • Recomended
    7 cosas que pasan al dejar la píldora anticonceptiva
    Trucos para evitar las fugas en tu copa menstrual
    Chocolate: el remedio más sabroso para las molestias del periodo
  • SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER Y RECIBE UN 20% DE DESCUENTO