Saca tu lado más sensual durante el embarazo

Embarazo | | Colleen Godin

El embarazo solo dura 9 meses. Solo tienes 9 meses para aprovechar ese cuerpazo lleno de curvas, esos pechos firmes y bonitos y ese brillo tan especial que solo una madre proyecta. 9 meses solo. ¡No pierdas ni un minuto!

Aunque las hormonas hagan estragos en el estado de ánimo, también tienen su parte buena. Aprovéchalas para disfrutar del sexo y para experimentar con tu pareja y explotarte a ti misma. 

Es el mejor momento para mimarte y escuchar lo que te pide el cuerpo.

Sabemos que es difícil verte como la diosa de la fertilidad que eres cuando te pasas el día con dolores musculares o te sientes hinchada y cansada, así que hemos creado una lista de cosas que te recomendamos que hagas sí o sí hasta que llegue el día.

  • Convierte tus rutinas en rituales 

Las cosas más básicas de tu día a día, como ponerte crema hidratante tras la ducha, pueden convertirse en un momento de desconexión del mundo y conexión con tu cuerpo.

Prueba a incorporar aceites corporales o crear un espacio más íntimo. Lo más importante es que dediques un ratito de tu día a centrarte en tus sensaciones: el olor de los productos, la sensación en la piel y la diferencia entre antes y después de aplicarlos. Además, puede ser una forma sensual de conectar contigo misma.

  • El poder de los orgasmos durante el embarazo

Es un secreto a voces: los orgasmos se intensifican durante el embarazo. Pero no solo los orgasmos, el sexo se agudiza en general.

Entendemos que muchos días no estés de humor, te sientas hinchada o no tengas ganas, pero aprovecha cada minuto y dale una oportunidad a tu cuerpo. 

Muchas mujeres se sorprenden al descubrir lo intensas que son sus relaciones sexuales durante el embarazo. Y no solo las relaciones, todo lo que rodea la vida sexual.

Durante el embarazo los niveles hormonales suben y se produce una combinación brutal de estrógenos y progesterona. Además, aumenta el riego sanguíneo en determinadas partes del cuerpo (sobre todo las partes internas y externas de los genitales). Eso explica la intensidad de los orgasmos  y la sensibilidad de algunas zonas.

El mal humor que experimentas de vez en cuando durante el embarazo puede curarse con una buena dosis de sexo y orgasmos. Si no te sientes cómoda con la penetración, puedes recurrir a un poco de aceite y a una mano ágil (o un vibrador) para llegar al séptimo cielo en un momento.

  • A flotar se ha dicho 

Es evidente que cargar con más peso durante meses agota a cualquiera. 

De hecho, uno de los efectos secundarios del embarazo es el cansancio provocado por el desarrollo del feto, y a tener que realizar las tareas del día a día con esa carga.

Un buen truco es literalmente flotar en agua. Para empezar, bebe mucha agua. Así te sentirás menos hinchada.

Además, si te gusta hacer ejercicio, dale una oportunidad, por ejemplo, a las clases de aquagym. Las actividades en el agua oxigenan todo el cuerpo y activan endorfinas que mejoran el estado de ánimo, la resistencia y la libido.

Si el deporte no es lo tuyo, otra experiencia sensual y relajante es un tanque de flotación. Estos grandes tanques, también conocidos como tanques de aislamiento o privación sensorial, además de agua contienen magnesio, lo que permite una flotación fácil y relajante.

Busca un spa o una instalación médica en la que se pueda reservar una sesión en el tanque de flotación. Pero bueno, si tienes una bañera gigante en el baño puedes hacerlo desde casa sin problema.

  • Celebra tu nuevo cuerpo y sal de compras

Esas nuevas curvas necesitan ropa interior que les haga justicia. Aprovecha esta fase de tu vida, porque solo va a durar 9 meses. A lo mejor piensas que precisamente por eso no debes invertir en algo que solo te vas a poder poner durante un tiempo limitado. Pero, en nuestra opinión, se trata de una inversión que merece muchísimo la pena, porque vas a estar, y a verte, guapísima. 

Por desgracia, algunas mujeres se sienten menos atractivas según pasan los meses de embarazo. Te animamos a abrazar tus maravillosos kilos, a adorar tus curvas y a enamorarte de tus nuevos pechos. Esta fase dura solo, como no paramos de repetir, unos meses. Es normal y natural.

No hay ninguna razón para no sentirse guapa, atractiva, sensual y sexy durante este periodo. Te aseguramos que tu pareja ya lo piensa; ahora te toca a ti, que eres la que más tienes que sentirlo. Sal a comprarte lencería que te haga sentir así de especial.

  • Inmortalízate en una sesión de fotos

Es la hora de lucir esa nueva lencería. Contrata a un fotógrafo premamá que te ayude a sacar tu faceta de modelo. Creemos que mejor momento es durante el final del segundo trimestre o el principio del tercero. Sabemos que puede costar; de primeras tal vez no te apetezca en absoluto. Pero la sensación de sensualidad y los recuerdos de esta etapa que te evocarán luego las fotos merecen la pena.

Para la sesión de fotos, con una simple búsqueda en Google encontrarás un gran número de fotógrafos especializados. También hay sesiones específicas con dibujos en la barriga. Cualquier idea con la que tú te sientas cómoda será buena. 

Y si ya te sientes sexy con la forma temporal de tu cuerpo, una sesión de fotos te ayudará a apreciar y a inmortalizar profesionalmente el embarazo para siempre.

Sin embargo, las sesiones de fotos las recomendamos sobre todo a aquellas futuras madres que no se sienten sexis (todavía). Dedicar un día entero a que te maquillen, te peinen y te hagan sentir como una estrella igual te ayuda a empezar a verte preciosa y empoderada.

Leave a Reply

Your email address will not be published.