Silicona de grado médico: ¿qué es y qué la hace segura?

¿Te encanta tu copa menstrual o tus masajeadores personales (o ambos)? ¿Y te preocupas también por tu salud y seguridad?

Suponiendo que hayas respondido “sí” a estas dos preguntas (¿quién no?), ponte cómoda, porque estamos a punto de hablar contigo de allo súper importante que tiene que ver con todo esto: la silicona.

¿Qué es la silicona?

La silicona ha ido abriéndose paso en múltiples facetas de nuestra vida cotidiana desde que comenzó a comercializarse en la década de 1930. Compuesto por cadenas de moléculas de silicio con otros grupos de moléculas, puede presentarse tanto en forma líquida o sólida.

No solo es duradera, la silicona también es resistente a la acumulación de bacterias, lo que la hace perfecta para copas menstruales y otros productos íntimos como los vibradores.

¿Qué significa el término “grado médico”?

La silicona es un material muy versátil que puede usarse para muchas cosas, como por ejemplo, para implantes médicos. Que una silicona sea denominada de grado médico significa que ha sido probada y aprobada por la FDA (Food and Drug Administration o Administración de Medicamentos y Alimentos​​ de Estados Unidos) para su  biocompatibilidad.

Esto garantiza que este material ha sido diseñado para usarse de forma segura dentro del cuerpo humano durante largos períodos de tiempo. La silicona de grado médico es hipoalergénica, no contiene látex ni contiene toxinas, y tampoco es porosa, por lo que es resistente al crecimiento bacteriano.

¿Por qué es importante usar materiales seguros para el cuerpo como la silicona?

Ciertas categorías de productos, como los alimentos o los juguetes para niños, están estrictamente reguladas en lo que a materias primas se refiere porque generalmente terminan en la boca de alguien, mientras que productos que terminan en otras de nuestras áreas sensibles (o, también tu boca, no juzgamos), no tanto.

Muchos productos, como los juguetes sexuales de gama baja que se venden como “artículos novedosos”, están hechos de plástico suavizado con ftalatos y pueden tener efectos adversos en el proceso reproductivo y están relacionados con el aumento de los defectos congénitos y el daño de los espermatozoides. No solo esto, sino que los mismos productos que usan ftalatos (y otros químicos sospechosos) pueden ser porosos y, por lo tanto, difíciles de limpiar de manera efectiva entre usos.

¿Cómo puedo saber si mi producto está hecho de silicona?

Hay algunas formas de asegurarse que tu nuevo masajeador o copa menstrual estén hechos de silicona.

1.El olor

Si alguna vez has adquirido un producto para adultos en una despedida de soltera y descubres que tiene un fuerte olor a plástico y / o a “coche nuevo”, entonces es probable que haya algunos químicos desagradables al acecho.

2. El color

Existe una idea errónea de que los productos que se vuelven blancos al estirarlos contienen relleno y no son 100% de silicona. Al estirar CUALQUIER silicona, se pondrá blanca en algún punto, depende del grosor, la mezcla de pigmentos usados para el color, la forma y tamaño del producto.

Un ojo entrenado, como los de nuestra profesional y encantadora gente en de producción y calidad, puede juzgar la calidad de la silicona por el estiramiento y el tipo de blanco que ven, pero, por supuesto, ¡confiamos en pruebas más exactas y materiales certificados!

¿Es cierto que no puedes usar silicona con otro tipo de silicona?

La idea de que no se pueden almacenar productos de silicona juntos lleva flotando en el aire desde hace ya tiempo, tanto como gente ha ido poniendo pegatinas con el mensaje “hecha de silicona” en juguetes sexuales fabricado en materiales misteriosos.

Para resumir: no, no hay nada de malo en almacenar tus productos 100% de silicona juntos…

Pero (¿no hay siempre un “pero”?)

Si no estás segura de si tu producto está hecho de lo que se supone que es, o lo que es lo mismo, ha sido etiquetado mal se trata de una mezcla de silicona sospechosa, entonces no corras el riesgo. Una búsqueda rápida en Google de “juguetes sexuales derretidos” revelará las nefastas consecuencias de tal desastre.

Muchos de estos productos contienen sustancias químicas tóxicas que no deseas en tu cuerpo de todos modos, así que trátalo bien y proporciónale la mejor calidad con la que puedas contar.

Conclusión

Entonces, ¿cuál es la mejor manera de asegurarse de que tu producto íntimo esté hecho solo de materiales que realmente son buenos para tu cuerpo? Encuentra una empresa en la que confíes.

En Intimina, nuestro compromiso es mejorar el bienestar íntimo, por lo que cada vez que fabricamos un producto, involucramos a nuestro panel de expertos médicos para ofrecer asesoramiento y apoyo, por lo que cualquiera de nuestras copas menstruales que elijas, ¡será una elección segura!

Por favor ten en cuenta que los consejos ofrecidos por Intimina pueden no ser apropiados para tu caso en particular. Consulta siempre con tu médico si tienes preocupaciones específicas relacionadas con tu salud.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Subscribe to our newsletter
  • Recomended
    7 cosas que pasan al dejar la píldora anticonceptiva
    Trucos para evitar las fugas en tu copa menstrual
    ¿Cómo influye la cérvix a la hora de elegir la copa menstrual?
    Suscríbete a nuestra newsletter