Todo lo que necesitas saber sobre el síndrome de shock tóxico

Menstruación | | Clara De Santiago

Si eres una usuaria habitual de tampones, probablemente hayas visto las advertencias que aparecen en todas las cajas sobre el riesgo de síndrome de shock tóxico. El SST es una enfermedad poco común que se produce cuando ciertas bacterias entran en el torrente sanguíneo y liberan toxinas que dañan las funciones del cuerpo. Las empresas de tampones se vieron obligados a añadir estas advertencias después de que cierta marca de tampones superabsorbentes fue vinculada a un brote de SST de 1980, que afectó a 814 mujeres que menstruaban, 38 de ellas fatalmente. Una vez que la marca fue retirada del mercado, los casos de SST cayeron inmediatamente, pero incluso hoy en día, aproximadamente el 50% de los casos de SST todavía están relacionados con la menstruación.

Si bien la preocupación por SST se ha reducido considerablemente, un nuevo brote alrededor del año 2000 alarmó a algunos investigadores, que confirmaron un aumento en la incidencia del síndrome de shock tóxico en los Estados Unidos.

El SST es una enfermedad rara. Algunos científicos estiman que solo 3-4 personas de cada 100,000 son diagnosticadas cada año. Sin embargo, todavía es una condición que las mujeres menstruantes necesitan conocer. Comprender cómo prevenir SST y reconocer los síntomas es absolutamente necesario para proteger tu salud y evitar las complicaciones más graves.

Qué causa el síndrome de shock tóxico

El SST es causado por las bacterias Staphylococcus aureus (estafilococo) y Streptococcus pyogenes (estreptococo). Ambos microorganismos se encuentran de forma natural en la piel sana y en la nariz en el 20-30% de las personas, y el estafilococo también se puede encontrar en la vagina en sí, sin efectos nocivos. Los problemas comienzan cuando estas bacterias encuentran su camino en el torrente sanguíneo, donde se reproducen rápidamente y liberan toxinas en el cuerpo. La mayoría de las personas desarrollan anticuerpos que los protegen contra estas toxinas a medida que envejecen, razón por la cual más de 1/3 de todos los casos de SST se dan en mujeres menores de 19 años. Y por razones desconocidas, un pequeño porcentaje de personas nunca desarrollan estos anticuerpos.

Las toxinas interfieren con la capacidad de nuestro cuerpo para regular la presión sanguínea, causando que caiga a niveles peligrosos. Los riñones suelen verse especialmente afectados, ya que filtran los desechos y las toxinas de su sangre: los SST no tratados pueden provocar insuficiencia renal. La bacteria en sí misma también ataca los tejidos de la piel, los músculos y los órganos, por lo que en casos extremos de SST puede producirse un fallo multiorgánico. En general, SST tiene una tasa de mortalidad del 5%.

SST y productos para la protección menstrual

Los primeros casos de síndrome de shock tóxico afectaron a mujeres que usaron tampones durante su menstruación, aunque los científicos no están seguros de las causas exactas entre el uso de tampones y el riesgo de la enfermedad, pero hay dos teorías: en primer lugar, se cree que los tampones súper absorbentes, que a menudo permanecen durante periodos de tiempo más largos, son un caldo de cultivo ideal para las bacterias. Otra teoría (no demostrada) sostiene que las fibras del tampón secan y raspan el tejido de la vagina, permitiendo que la bacteria ingrese en el torrente sanguíneo. Es importante recordar que los tampones en sí mismos no causan SST, pero aumentan el riesgo.

Además del uso de tampones, el SST se ha relacionado con heridas o quemaduras en la piel, cirugía o partos recientes, uso de materiales de vendado para heridas (como los que se usan para las hemorragias nasales), esponjas o diafragmas anticonceptivos que permanecen demasiado tiempo en la vagina.

Síntomas

Los síntomas de SST pueden aparecer rápidamente y a menudo imitar la gripe, lo que dificulta el reconocimiento de los pacientes y el diagnóstico de los médicos. Los síntomas comunes incluyen:

  • Fiebre alta repentina
  • Caída en la presión arterial
  • Vómitos
  • Mareos o desmayos
  • Diarrea
  • Sarpullido en la piel, parecido a las quemaduras solares
  • Dolor de cabeza
  • Confusión
  • Dolores musculares / articulares
  • Descamamiento de la piel de las palmas y las plantas de los pies (después de 1-2 semanas de enfermedad)

Si estás en tu periodo y tienes fiebre alta repentina y cualquiera de estos síntomas, especialmente si usas tampones, busca atención médica de inmediato. Si estás usando un tampón, material de vendado de heridas, esponjas anticonceptivas o diafragma, quítatelo de inmediato; no esperes hasta que te vea un médico. El tratamiento para el SST generalmente incluye una estancia en el hospital, antibióticos para eliminar la infección, líquidos para aumentar la presión arterial y tratar la deshidratación, y el tratamiento de cualquier complicación (como para el daño a los órganos).

Cámbiate a las copas menstruales

Las copas menstruales están hechas de silicona 100% de grado médico, un material que es exactamente la misma silicona que se usa en los procedimientos quirúrgicos y desalienta el crecimiento de bacterias. También recolectan en lugar de absorber el fluido menstrual, lo que significa que no causan irritación o sequedad. Las copas también se pueden usar hasta por 8 horas (más que los tampones), ofreciéndote una protección segura y cómoda durante el período. Conoce las Para obtener más información sobre las copas menstruales, haz clic aquí.

Lily Cup - Olvídate del periodo

Si prefieres usar tampones, lo mejor es usar los de absorción más baja que puedas, y asegurarte de cambiarlos con frecuencia (la mayoría de las marcas lo recomiendan cada 4 a 8 horas) y alternar su uso con compresas a lo largo del periodo. Si usas un tampón por la noche, asegúrate de insertar uno nuevo antes de acostarte y cámbielo tan pronto como te levantes. Y lo más importante, lávate bien las manos antes de insertar algo en tu vagina.

Alrededor del 30% de las mujeres que contraen el síndrome de shock tóxico volverá a tenerlo, por lo que si alguna vez te han diagnosticado síndrome de shock tóxico, no debes usar ningún dispositivo que deba insertarse en la vagina, especialmente los tampones. Para la mayoría de las mujeres, la probabilidad de contraer SST es bastante baja, pero ser consciente de sus riesgos y tomar medidas para minimizarlos son una medida inteligente para todas las mujeres que menstrúan.

 

Por favor ten en cuenta que los consejos ofrecidos por Intimina pueden no ser apropiados para tu caso en particular. Consulta siempre con tu médico si tienes preocupaciones específicas relacionadas con tu salud.

Leave a Reply

Your email address will not be published.