Infecciones de orina: qué son y cómo evitarlas

Si tienes una vulva y practicas sexo, es probable que hayas experimentado una infección del tracto urinario en algún momento.

Si bien la actividad sexual no es la única forma de contraer una infección de orina, es una de las formas más comunes. Las infecciones urinarias son una dolencia extremadamente común que afectará a la mayoría de las mujeres al menos una vez en sus vidas, de hecho, si ya has tenido una es muy probable que vuelvas a tener otra.

Pero nos estamos adelantando. Primero profundicemos en qué son las infecciones de orina, cuáles son los síntomas, cómo tratarlas y, sobre todo, cómo tomar medidas para evitarlas.

¿Qué es una infección de orina?

Generalmente causadas por E. coli o staph saprophyticus, es una infección que puede darse en cualquier parte de tu sistema urinario. La mayoría de las infecciones involucran el tracto urinario inferior (la vejiga y la uretra) pero también pueden afectar los riñones y los uréteres.

La razón por la cual las mujeres tienen más probabilidades de contraer infección de orina que los hombres es porque tenemos una uretra más corta, a su proximidad a la vagina, por lo que la introducción de los genitales de otra persona en la ecuación hace que sea una situación ideal para causar estas infecciones bacterianas.

¿Cuáles son los síntomas?

La primera infección de orina puede ser una experiencia aterradora, y una vez hayas tenido una definitivamente sabrás si tienes otra. Los síntomas más comunes son:

  • Sensación de ardor o dolor al orinar
  • Necesidad constante de orinar, incluso cuando su vejiga está vacía
  • Dificultad para controlar cuando orina
  • Orina nublada y/o con mal olor

Y mucho más en serios:

  • Sangre en la orina
  • Dolor en la parte baja de la espalda o la pelvis
  • Fiebre o escalofríos
  • Náuseas

Busca atención médica de inmediato si tienes fiebre, escalofríos, náuseas o vómitos.

¿Cómo se tratan las infecciones de orina?

Por lo general un tratamiento corto con antibióticos es suficiente para tratar la infección, aunque a veces también te podrían recetar analgésicos para adormecer la uretra.

No importa la frecuencia con la que vayas a orinar, es importante que vayas tan pronto como sientas el impulso en lugar de aguantarte. También es útil evitar la ropa ajustada, especialmente cualquiera hecha de material sintético y ropa interior ajustada como los tangas: piensa en pantalones holgados y en cómodas bragas de algodón de la abuelita.

Si tienes una infección de orina, también es importante evitar las relaciones sexuales (ya que esto puede reintroducir bacterias) y beber mucha agua para ayudar a eliminarlas. Intenta evitar bebidas como el café y el alcohol que pueden irritar la vejiga.

El mito del arándano

Quizás llamarlo mito es un poco fuerte, pero a pesar de los consejos anecdóticos todavía no hay evidencia definitiva de que el zumo de arándano rojo sin azúcar o en cápsulas ayudarán a eliminar una infección de orina, aunque bien es cierto que tampoco te harán daño.

¿Cómo se puede evitar contraer una infección de orina?

Si bien la anatomía puede ser un factor importante a cómo de susceptible eres a las infecciones de orina, hay algunos pasos que puedes seguir para intentar evitarlos:

Haz pis antes y especialmente después del sexo para ayudar a eliminar las bacterias del área

Usa protección barrera durante el sexo, como los preservativos

Límpiate de delante (vulva) hacia atrás (ano)

 

Por favor ten en cuenta que los consejos ofrecidos por Intimina pueden no ser apropiados para tu caso en particular. Consulta siempre con tu médico si tienes preocupaciones específicas relacionadas con tu salud.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

  • SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER Y RECIBE UN 20% DE DESCUENTO

  • Recomended
    7 cosas que pasan al dejar la píldora anticonceptiva
    Trucos para evitar las fugas en tu copa menstrual
    Chocolate: el remedio más sabroso para las molestias del periodo
  • SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER Y RECIBE UN 20% DE DESCUENTO