Guía sobre la terapia de reemplazo hormonal para la menopausia

Menopausia | | Clara De Santiago

Aunque la menopausia tiene sus ventajas, no es una fase agradable para la mayoría de las mujeres. Por eso, muchas de ellas consideran optar por la terapia de reemplazo hormonal para hacer frente a los cambios hormonales y físicos que vienen con el climaterio. Pero si esta solución es mano de santo ¿por qué no se prescribe a todo el mundo? Podrías pensar que este tratamiento es la solución perfecta para los sofocos, pero es algo más que eso. Antes de tomar la decisión es mejor estar informada y entender lo que es, lo que hace y para quién está recomendado.

 

¿Qué es TRH?

TRH son las siglas de terapia de reemplazo hormonal, y aunque seguramente te resulte familiar porque forma parte del tratamiento en la transición médica a la que se someten las personas transgénero, se prescribe también para tratar los síntomas de la menopausia, incluyendo a  las mujeres que están pasando por una menopausia prematura, o aquellas que se han sometido a una histerectomía.

La TRH reemplaza las hormonas que el cuerpo ha dejado de producir por sí mismo, mayormente las hormonas implicadas en “hacer bebés” como son el estrógeno y la progesterona. Una vez comienza la menopausia y el cuerpo ralentiza la producción de estas hormonas, se pueden sufrir algunos efectos secundarios desagradables y bastante incómodos. La TRH trata estos síntomas, pero también tiene otro beneficio enorme y es que ha demostrado ser muy útil en la prevención de la osteoporosis, que puede ser causada por bajos niveles de estrógeno.

Tipos de TRH

El tratamiento TRH puede consistir en un régimen combinado de estrógeno y progesterona, o un TRH solo de estrógeno. La mayoría de las mujeres optan por el combinado porque el TRH con solo estrógeno puede aumentar el riesgo de cáncer de útero. Si tu útero ha sido extraído tras una cirugía puedes optar por cualquiera de ellos sin problemas, pero es mejor escuchar la recomendación de tu médico a la hora de elegir el mejor THR para ti.

Hay diferentes maneras de seguir una  TRH y cómo decides hacerlo depende de tu historial médico y tus preferencias personales. Hay medicación por ciclos o de toma continua, y el estilo de la medicación también varía mucho. También hay tabletas, parches, pesarios y cremas tópicas. Las cremas tópicas se utilizan para tratar síntomas específicos, como la sequedad vaginal, que es un verdadero inconveniente de la menopausia.

¿Quién puede someterse a la TRH?

La mayoría de las mujeres pueden optar por la THR si lo desean, sin embargo hay ciertas condiciones médicas previas y  comunes que pueden hacerla poco aconsejable, como son el cáncer, enfermedades del hígado o si has experimentado coágulos en el pasado. Así mismo si has dado positivo en la mutación BRCA, la TRH tampoco es aconsejada. No todas las condiciones preexistentes pondrán la HRT fuera de tu alcance, pero hay cosas como una presión arterial alta que puedan necesitar ser reguladas antes de comenzar el tratamiento.

Riesgos y efectos secundarios de la TRH

La mayoría de los médicos están de acuerdo en que hay más beneficios que contras en el uso de la TRH en la mayoría de los casos.

¿Pero cuáles son los contras? Irónicamente los efectos negativos de la TRH son muy similares a los del síndrome premenstrual o SPM: pechos sensibles, dolores de cabeza, náuseas, indigestión, dolor de estómago y sangrado vaginal. Estos síntomas se desvanecen generalmente dentro de los primeros 3 meses del tratamiento cuando el cuerpo se acostumbra al aumento de los niveles de hormonas.

Estos síntomas pueden ser molestos pero no se consideran graves. Sin embargo, puede haber efectos secundarios más graves en la TRH como coágulos de sangre y un mayor riesgo de cáncer. Aunque poco comunes, tu médico te explicará los riesgos antes de prescribirte cualquier tipo de TRH.

¿Cuál es el TRH adecuado para mí?

La forma en que decidas lidiar con tu menopausia es una decisión personal, y definitivamente no hay una solución única para todas. Cada mujer necesita encontrar su propio camino a la siguiente etapa de la condición de mujer, ya se trate de la THR o abastecerse de paños fríos, pero lo que hay que recordar es que en la menopausia no todo es malo y que incluso hay un lado positivo que no tenemos en cuenta.

 

Por favor ten en cuenta que los consejos ofrecidos por Intimina pueden no ser apropiados para tu caso en particular. Consulta siempre con tu médico si tienes preocupaciones específicas relacionadas con tu salud.

Leave a Reply

Your email address will not be published.