4 causas del dolor menstrual severo

La menstruación es un dolor, literalmente hablando. Para algunas mujeres es un dolor sordo que puede solucionarse fácilmente con ibuprofeno. Para otras es más molesto, y lo sobrellevan más o menos con analgésicos y una bolsa de agua caliente. Sin embargo, también hay mujeres que el dolor es tan intenso que son incapaces de levantarse de la cama y salir de casa. Muchas asumimos el dolor menstrual como parte de la experiencia femenina, pero no hay absolutamente ninguna necesidad de soportar el dolor y sufrir, cuando la situación está causando más daño que bien. Sigue leyendo para saber más sobre el dolor menstrual, y ver si necesitas una charla con tu médico.

Tipos de dolor menstrual

El término médico para los dolores menstruales es dismenorrea, y de hecho existen dos tipos. La dismenorrea primaria es el nombre para los calambres menstruales “comunes”, que la mayoría de nosotras sentimos en la parte baja del abdomen o en la espalda. Pueden ser leves o dolorosos, y por lo general empiezan antes o al comienzo del período y continúan durante un máximo de tres días. Por lo general, el dolor disminuye a medida que nos hacemos mayores. Hay una explicación relativamente sencilla para este tipo de dolor menstrual, y suele ser fácil de llevar (aunque no deja de ser desagradable…)

La dismenorrea secundaria es mucho más dolorosa y un poco más preocupante, porque está causada por un trastorno en los órganos reproductivos. Si crees que puedes estar experimentando esto, consúltalo con tu médico.

¿Qué hay detrás del dolor severo?

Hay algunas razones por las que podrías estar experimentando dolor menstrual intenso.

Endometriosis – la endometriosis es una condición en la que el tejido que recubre el interior del útero (el endometrio) se encuentra fuera de él, con frecuencia en los ovarios, en el tejido que recubre la pelvis, y veces más allá. Es un dolor incapacitante que se siente antes, durante o después del período, durante el sexo, con los movimientos intestinales o al orinar, pero hay mujeres que experimentan otro tipo de síntomas, como sangrado abundante, fatiga y malestar gastrointestinal. Diagnosticar la endometriosis es bastante difícil y puede llevar varios años, ya que muchas mujeres y sus médicos, ven los síntomas como normales de la menstruación o lo confunden con otra condición médica. Por desgracia, no existe una cura definitiva para endometriosis. El embarazo o una histerectomía pueden aliviar los síntomas, pero no siempre erradican la enfermedad. Sin embargo, los síntomas pueden ser tratados con analgésicos o terapia hormonal. La cirugía laparoscópica puede eliminar el exceso de tejido, pero tampoco es una solución permanente y debe hacerse como último recurso.

SOPSíndrome de ovario spoliquísticos, se produce cuando hay un desequilibrio de los niveles de estrógeno y progesterona, y se desarrollan quistes en los ovarios. Los síntomas comunes incluyen períodos irregulares (que pueden ser tanto periodos prolongados como menos de 8 ciclos menstruales en un año), exceso de vello facial y corporal, o acné adulto, causado por un exceso de hormonas masculinas, y ovarios poliquísticos. Sin embargo, la mayoría de las mujeres con estos síntomas no buscan atención médica hasta que tienen dolor menstrual severo o dificultad para quedarse embarazadas. De hecho, el SOP es una de las principales causas de infertilidad femenina. Aunque no existe una cura, tu médico puede ayudarte a manejar sus síntomas y proporcionarte un tratamiento para que puedas quedarte embarazada.

Fibromas – Son crecimientos no cancerosos en el útero que suelen aparecer durante los años reproductivos. Pueden variar en tamaño y forma, y ​​a veces, reducirse o desaparecer por sí solos. Se estima que hasta un 75% de nosotras tendrá fibromas en algún momento de nuestras vidas, y ni siquiera saberlo porque no experimentamos ningún daño físico. Los síntomas comunes incluyen períodos menstruales abundantes o prolongados, necesidad frecuente de orinar, estreñimiento, dolor intenso o dolor de espalda. Los fibromas también están asociados con el dolor durante las relaciones sexuales y la dificultad para vaciar la vejiga. Hay muchas opciones de tratamiento disponibles, desde implantar un DIU a una cirugía menor, así que asegúrate de hablar con tu médico.

La enfermedad inflamatoria pélvica (EIP) – Incluimos esto porque aunque el dolor grave no es siempre un síntoma, y la EIP puede ser extremadamente peligrosa e incluso mortal. La EIP es una infección de los órganos reproductivos causada por diferentes tipos de bacterias, incluyendo gonorrea y clamidia. Los síntomas incluyen dolor leve en el abdomen, superior e inferior, dolor durante el sexo o al orinar, menstruación irregular, un aumento en la secreción vaginal y fiebre. Si también experimentas dolores graves y agudos, vómitos, fiebre alta o desmayos, consulta con tu médico inmediatamente.

En resumen: si estás experimentando un dolor que está interfiriendo en tu vida consulta con tu médico. Aprende sobre el dolor menstrual severo, y escucha a tu cuerpo. No aguantes tu malestar con ibuprofeno sólo por hacerte la fuerte. Tomar control de tu salud es ser una mujer fuerte, por eso infórmate y no sufras en silencio.

 

Por favor ten en cuenta que los consejos ofrecidos por Intimina pueden no ser apropiados para tu caso en particular. Consulta siempre con tu médico si tienes preocupaciones específicas relacionadas con tu salud.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

  • SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER Y RECIBE UN 20% DE DESCUENTO

  • Recomendado
    Black Friday: Copas Menstruales y Ejercitadores Pélvicos a precios irresistibles
    7 cosas que pasan al dejar la píldora anticonceptiva
    Trucos para evitar las fugas en tu copa menstrual
  • SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER Y RECIBE UN 20% DE DESCUENTO