Infección vaginal por hongos: ¿qué sabes de la candidiasis?

Muchas de nosotras nos hemos levantado una mañana cualquiera y notado que algo no iba bien con nuestras partes femeninas. Empieza como una pequeña molestia y luego se convierte en una quemazón que seguro aparece en el peor momento… como el primer día de tus vacaciones en la playa.

La candidiasis vaginal es una preocupación común para la mayoría de las mujeres ya que hasta el 75% de nosotras experimentaremos ardor y picazón por una infección por hongos en algún momento de nuestras vidas. Saber lo que debilita tus defensas naturales que la causa puede ayudarte a mantener la infección lejos, y reconocer los primeros signos de infección pueden simplificar el tratamiento y ayudarte a tratarla más rápido.

¿Qué es la candidasis?

La candidiasis es una infección causada por cualquiera de las especies de Candida, unos hongos unicelulares también conocidos como levaduras. Los hongos están presentes en todas partes en la naturaleza: algunos los utilizamos para hacer pan y cerveza, y otros incluso los agregamos a nuestros suplementos vitamínicos. La cepa más significativa por su importancia clínica es la Candida albicans, la cual está presente en pequeñas cantidades en nuestra boca, piel, intestinos y vagina. Estas levaduras son generalmente es inofensivas, pero si crecen fuera de control pueden causar infecciones.

Síntomas de una infección vaginal por hongos

Las infecciones vaginales por hongos pueden ser difíciles de diagnosticar por tu cuenta, ya que algunas enfermedades de transmisión sexual pueden tener síntomas similares. A menos que estés segura de que sea por hongos, es mejor consultar con tu médico antes de tratarlo. Los signos más comunes de una infección por hongos es:

  • Ardor, picor, enrojecimiento e hinchazón de la vagina o la vulva (el exterior de la vagina)
  • Dolor al orinar o al practicar sexo
  • Dolor en la vagina o en el área pélvica
  • Una flujo vaginal espeso, grumoso y blanco que parece queso cottage, pero no tiene mal olor
  • Eritema o erupción en la vagina

Puedes elegir tratarlo en casa, pero si experimentas candidiasis más de 4 veces en un año, podría haber un problema subyacente que tu médico necesita evaluar.

¿Qué causa estas infecciones y cómo las evito?

En una vagina sana habitan ciertas bacterias buenas que ayudan a mantener un pH ácido de manera natural y evita que la población de hongos y bacterias malas crezcan. Este equilibrio natural dentro de tu vagina puede verse alterado por muchos factores:

> Antibióticos: algunos antibióticos pueden matar a las bacterias buenas y permitir que proliferen las malas y los hongos. Investigaciones recientes indican que el yogurt y los probióticos (píldoras que contienen bacterias buenas como las de la vagina) pueden ayudar a su cuerpo a restaurar el equilibrio natural de estas bacterias, especialmente del lactobacilo, el microbio más común en la vagina.

Cambios hormonales: durante el embarazo o la menopausia, cuando los niveles de estrógeno son bajos, el pH se vuelve menos ácido, permitiendo que algunas bacterias y hongos se multipliquen. Puedes discutir con tu médico las diferentes opciones para evitar infecciones vaginales causadas por cambios hormonales.

Menstruación: la sangre tiene un pH alto (alcalino, en lugar de ácido) que puede matar a las bacterias buenas en la vagina y dejar que los hongos se descontrolen. Justo lo que necesitas después de la regla ¡otra semana de incomodidad! Si comienzas a notar infecciones durante tu menstruación, trata de evitar los productos absorbentes como los tampones, que le dan a los hongos y bacterias dañinas una buena superficie donde multiplicarse. En su lugar, prueba a usar una copa menstrual, que están fabricadas con silicona de grado médico y desalientan el crecimiento bacteriano y de hongos.

Duchas vaginales: usar limpiadores o agua dentro de la vagina puede alterar tu pH y algunos aditivos pueden irritar el tejido de la misma. Cuando limpies tu área íntima, usa un lavado suave y con pH equilibrado, pero solo en la vulva. Si usas un hidratante femenino, asegúrate de que también tiene un pH equilibrado.

Dieta deficiente: si no obtienes suficientes nutrientes, tu cuerpo podría tener más dificultades para controlar el crecimiento de hongos y bacterias. Las dietas con un alto contenido de azúcar pueden causarte problemas, ya que los hongos se nutren del azúcar. ¡Simplemente, otra razón para comenzar a comer sano!

Sistema inmunológico débil: si estás enferma o tienes una enfermedad que debilita tu sistema inmunológico, es posible que tengas más problemas con las infecciones a medida que tu cuerpo combate a los otros atacantes. Presta mucha atención a tu salud vaginal para detectar las infecciones temprano y comenzar el tratamiento antes de que causen más problemas.

Usar ropa ajustada y sintética: los hongos adoran los lugares cálidos, oscuros y húmedos, por lo que la ropa ajustada que no transpira es un no-no. Usar ropa de algodón suelta y ropa interior transpirable (o incluso nada de ropa interior) puede ayudar a evitar infecciones.

Si tienes curiosidad por conocer otras causas sorprendentes de infecciones por hongos haz clic aquí.

Mientras que las infecciones vaginales por hongos son relativamente fáciles de tratar con medicamentos de venta libre o antibióticos recetados, es mucho mejor tratar de prevenir las infecciones antes de que ocurran. Para la prevención de las infecciones vaginales solo necesitas proteger la capacidad de limpieza natural de tu vagina y estar atenta a su salud. ¡Y evitar el picor vale la pena!

 

Por favor ten en cuenta que los consejos ofrecidos por Intimina pueden no ser apropiados para tu caso en particular. Consulta siempre con tu médico si tienes preocupaciones específicas relacionadas con tu salud.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

  • SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER Y RECIBE UN 20% DE DESCUENTO

  • Recomendado
    Black Friday: Copas Menstruales y Ejercitadores Pélvicos a precios irresistibles
    7 cosas que pasan al dejar la píldora anticonceptiva
    Trucos para evitar las fugas en tu copa menstrual
  • SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER Y RECIBE UN 20% DE DESCUENTO