Cómo saber si mi suelo pélvico es débil

Sí, otra vez vamos a hablar del suelo pélvico y de los ejercicios de Kegel. Pero no es que seamos muy pesados. Es que no nos vamos a cansar de repetir que cumplen una función muy importante que no queremos que se te olvide: hacen de soporte de tus órganos internos, ayudan con los últimos pasos del proceso digestivo y están involucrados en el orgasmo

Por todos estos motivos es importante que cojamos un hábito para ejercitar el suelo pélvico.

Pero ningún cuerpo es igual, y a lo mejor no sabes cómo averiguar si tu suelo pélvico está debilitado. Por eso te vamos a ayudar a averiguar si tu suelo pélvico necesita una dosis de ejercicio.

Puede que tengas un suelo pélvico débil si…

  • Estas sufriendo pérdidas de orina

1 de cada 4 mujeres españolas sufre de incontinencia, o lo que es lo mismo, de pérdidas de orina. Así que no te sientas mal o sola si sufres pérdidas al estornudar o al toser, es algo mucho más común de lo que crees y ejercitar el suelo pélvico puede marcar una gran diferencia.

  • No eres tan sensible como antes.

Un suelo pélvico fuerte está directamente ligado con la intensidad de los orgasmos. La explicación son unos músculos fuertes. Tanto en solitario como en pareja, un suelo pélvico fuerte significa que sentirás en mayor grado  los orgasmos. Si últimamente has notado que tus orgasmos no te elevan al cielo como antes, a lo mejor la solución está en ejercitar el suelo pélvico. 

  • Los tampones y las copas menstruales no se quedan en su sitio

Nosotros te recomendamos que uses la copa menstrual como mejor método durante el periodo. Pero si después de probar todas las opciones has llegado a la conclusión de que ninguna te funciona durante la menstruación porque tienes la sensación de que “se caen”, seguramente sea por un suelo pélvico débil. 

Nuestros cuerpos cambian con el paso de los años sin nosotras darnos cuenta. Por ejemplo, unas vez has tenido tu primer hijo (ya sea por parto vaginal o por cesárea), el embarazo debilita el suelo pélvico. Esta es una de las razones por las que existen diferentes tipos de tallas de copa menstrual.

  • Me noto pesada

Tener una sensación de pesadez en la vagina puede ser un indicador de que algo no va bien.

Si lo notas, lo mejor es acudir a tu ginecólogo. Pero antes de eso, tú sola puedes comprobar si el problema son los músculos del suelo pélvico o no.

Ponte cómoda e inserta uno de tus dedos en la vagina. Colócalo contra la pared vaginal, y aprieta como intentando aguantarte el pis. Si al hacerlo notas algún movimiento, esos son tus músculos del suelo pélvico. Si por el contrario no notas nada, seguramente sea hora de empezar a ejercitarlo.

Ya sé que tengo el suelo pélvico débil. ¿Qué hago ahora?

Si te has sentido identificada con alguno de estos indicadores, siempre y cuando no sea algo muy acentuado, puedes empezar con los ejercicios de Kegel con un entrenador como Laselle.  Este ejercitador te deja trabajar a tu ritmo y desde casa a través de ejercicios muy fáciles.

Si por el contrario no tienes claro el nivel de fortalecimiento de tu suelo pélvico y quieres un ejercitador más concreto, el KegelSmart está hecho para ti. 

Sus sensores internos miden la fuerza con la que estás contrayendo tus músculos, y automáticamente ajusta el nivel específico para ti.

De todas formas, si no sabes exactamente qué te pasa, o los ejercicios no te están ayudando, lo ideal es que acudas a tu médico y explicarle el problema. A lo mejor no estás realizando correctamente los ejercicios; y un especialista es la persona que mejor te va a guiar para conseguir un suelo pélvico de 10.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

  • SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER Y RECIBE UN 20% DE DESCUENTO

  • Recomended
    7 cosas que pasan al dejar la píldora anticonceptiva
    Trucos para evitar las fugas en tu copa menstrual
    Chocolate: el remedio más sabroso para las molestias del periodo
  • SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER Y RECIBE UN 20% DE DESCUENTO