El síndrome de Mittelschmerz o dolor intermenstrual

Menstruación | | Brenda B. Lennox

¿Suele dolerte un ovario a mitad del ciclo menstrual? ¿Manchas un poquito o tu flujo es más espeso en ese momento? ¿Además de dolerte el ovario, te mareas, sufres estreñimiento y tienes muchos gases dos semanas antes de que te baje la regla? Probablemente estés sufriendo el síndrome de Mittelschmerz o dolor intermenstrual.

El síndrome de Mittelschmerz (vocablo alemán que traduce «dolor en el medio») o dolor intermenstrual es un término médico que designa una afección que padecen el 25% de las mujeres (otras fuentes elevan el porcentaje al 33%) a mitad del ciclo menstrual (coincidiendo con el inicio de la fase ovulatoria). 

El síntoma principal es un dolor de intensidad leve a moderada en el lado del pubis que corresponde al ovario que está ovulando en ese ciclo menstrual en concreto, acompañado en algunos casos por un leve sangrado o manchado (similar a la menstruación) o flujo vaginal más espeso, mareos, estreñimiento y retención de líquidos. 

Aunque en la mayoría de los casos suele durar entre veinticuatro y cuarenta y ocho horas y no reviste gravedad, puede ser indicativo de un problema hormonal, infeccioso o abdominal que requiere tratamiento médico.

Características del síndrome de Mittelschmerz

Es importante conocer las características principales del dolor intermenstrual para saber distinguirlo de otras afecciones o trastornos más graves que requieren asistencia médica inmediata:

¿Cuándo aparece?

Al inicio de la ovulación; concretamente, cuando el folículo se rompe y libera el óvulo. 

¿Es habitual?

Se calcula que una de cada cuatro mujeres (algunos estudios lo elevan a una de cada tres) lo padece todos los meses, meses alternos o alguna vez en su vida. 

¿Cuánto dura?

Dependiendo de cada mujer, puede durar desde minutos a uno o dos días, aunque lo habitual es entre 6 y 8 horas. 

¿Cuál es su frecuencia?

El dolor se manifiesta en el lado del ovario que está expulsando el óvulo durante ese ciclo menstrual en concreto, por lo que algunas mujeres lo padecen solo cuando ovula su ovario izquierdo o solo cuando ovula el derecho, otras lo sufren en todos sus ciclos (es decir, cada mes le duele el lado del ovario que está ovulando) y otras lo experimentan en contadas ocasiones.

¿Cuáles son los síntomas?

Dolor: El dolor suele ser sordo o poco intenso en el lado del ovario que está ovulando en ese ciclo menstrual. Algunas mujeres lo perciben como un dolor más agudo y bastante molesto que aparece de manera repentina, pero no lo suficiente como para ser insoportable.

Flujo vaginal: Justo antes de la ovulación y durante esta, el flujo o moco cervical será similar a la clara de huevo cruda, claro y elástico, aunque justo cuando se produce la liberación del óvulo puedes tener un flujo más espeso. También puedes experimentar un manchado leve rosado y poco abundante que dura menos de 48 horas.

Otros síntomas: Algunas mujeres experimentan náuseas y enlentecimiento del tránsito intestinal (es decir, estreñimiento) acompañado por un aumento de gases y sensación de tener la barriga hinchada y pesada. 

¿Es grave?

No, no lo es, pero si se manifiesta cada mes y es muy intenso puede indicar un problema hormonal, infeccioso o abdominal grave.

Causas del síndrome de Mittelschmerz

No hay un consenso científico sobre las causas exactas del dolor intermenstrual, salvo que coincide con la ovulación. En esencia, el ciclo menstrual es un proceso biológico que prepara mensualmente el sistema reproductor femenino (especialmente el útero y los ovarios) para un posible embarazo y para eliminar el endometrio (capa o mucosa que recubre el útero por dentro) junto a sangre, si no se ha producido la fecundación. 

Este proceso cuenta con cuatro fases: menstruación o regla, preovulación o fase folicular, ovulación y fase postovulatoria o lútea. Durante la ovulación, el ovocito, que estaba contenido dentro de un folículo (saco pequeño de líquido ubicado en el ovario), es liberado y conducido hasta el útero a través de la trompas de Falopio. Pues bien, es precisamente en este momento en el que aparece el síndrome de Mittelschmerz, por lo que la comunidad científica ofrece dos explicaciones posibles para el dolor intermenstrual:

  • La más aceptada, debido a que se ha evidenciado con ecografías y laparoscopias, es que el crecimiento del folículo, previo a la liberación del óvulo, estira y presiona la superficie del ovario provocando dolor al romper su membrana. 
  • La sangre o el líquido liberados durante la rotura del folículo irritan la membrana que reviste en interior de la cavidad abdominal (peritoneo) causando dolor. Además, este líquido puede enlentecer el funcionamiento de los intestinos provocando gases y estreñimiento.

Tratamiento del síndrome de Mittelschmerz

Como has podido ver, el dolor intermenstrual dura pocas horas y no suele ser intenso, pero algunas mujeres sí sufren cólicos más fuertes acompañados de mareos, estreñimiento y retención de líquidos. Si es lo que te sucede a ti, hay remedios inocuos que pueden minimizar esos síntomas tan desagradables:

  • Aplica calor sobre tu vientre con almohadillas térmicas o bolsitas de agua caliente.
  • Date un automasaje pélvico en la zona dolorida durante unos dos minutos. Túmbate boca arriba o siéntate reclinada en un sillón. Unta tu abdomen con aceite tibio y comienza a masajear suavemente describiendo pequeñas espirales, en el sentido de las agujas del reloj, que comiencen en el ombligo y se extiendan por toda la tripa. 
  • Si el dolor es intenso, puedes tomar antiinflamatorios como el ibuprofeno, aunque es mejor que los evites debido a sus efectos secundarios y recurras a remedios naturales como infusiones de manzanilla, orégano o salvia, que además de ser muy efectivas para los cólicos disminuyen otros efectos como la retención de líquidos y los gases.
  • Para reducir los problemas intestinales, mantente bien hidratada bebiendo agua e infusiones, come alimentos con fibra y evita los procesados y el exceso de azúcar.

Síntomas graves

Resumiendo: el síndrome de Mittelschmerz se produce a mitad del ciclo menstrual y dura máximo dos días; el dolor es sordo o de intensidad media y solo en el lado del ovario que está ovulando; puede venir acompañado de un flujo más espeso o un leve manchado, así como de náuseas leves, estreñimiento, hinchazón de la tripa por retención de gases y retención de líquidos. 

Ante todo, debes tener muy claro que cualquier dolor que se produzca en otro momento del ciclo no se puede considerar dolor intermenstrual. También puede ocurrir que experimentes dolor mientras estás ovulando y no sea el síndrome de Mittelschmerz, sino que esté producido por otras causas que pueden ser desde inocuas a graves, ginecológicas o no: infección, indigestión, intoxicación farmacológica, apendicitis, embarazo ectópico, endometriosis o un quiste ovárico, entre otras.

Los trastornos más comunes que presentan unos síntomas similares al síndrome de Mittelschmerz son la dismenorrea, la endometriosis, el síndrome de ovario poliquístico o SOP, y complicaciones con un quiste ovárico, aunque la mayor diferencia es que pueden presentarse en cualquier momento del ciclo menstrual (salvo la dismenorrea, que solo se presenta durante la menstruación) y el dolor es más intenso y repentino.

Debes acudir inmediatamente al médico si experimentas alguno de los siguientes síntomas:

  • Dolor abdominal intenso. 
  • Dolor abdominal que aumenta a medida que pasa el día.
  • Dolor abdominal que dura más de dos días.
  • Dolor al orinar.
  • Mareos fuertes.
  • Sangrado vaginal intenso.
  • Flujo o moco cervical espeso, con mal olor y color anormal.
  • Hinchazón abdominal muy pronunciada.
  • Cualquier síntoma grave no incluido entre los anteriores como heces u orina con sangre, vómitos, fiebre alta, mareos intensos, etc.

Conoce tu ciclo menstrual

Cada ciclo menstrual es único para cada mujer (largo o corto, regular o irregular, doloroso o indoloro, intenso en flujo o ligero…), considerándose normal y saludable cuando se encuentra dentro de los siguientes parámetros:

  • Duración del ciclo menstrual: entre 24 y 36 días. 
  • Duración de la regla, periodo o sangrado menstrual: entre dos y ocho días, aunque también se considerado normal que dure entre dos y ocho. 
  • Momento de la ovulación: la fase comienza aproximadamente dos semanas antes de cada período o regla.

Es de vital importancia que conozcas las características de tu ciclo menstrual y los cambios que experimenta a lo largo de tu vida para detectar cualquier cambio significativo en él y saber si lo que estás sufriendo es el síndrome de Mittelschmerz o una afección diferente. Esto también evitará que confundas el leve manchado que le acompaña con la menstruación, arriesgándote a quedarte embarazada debido a que es uno de los momentos de mayor fertilidad, como explico en este artículo.

Intenta llevar un diario de tu período en el que apuntes las características de tu flujo cervical, flujo menstrual, episodios de dolor, estado de ánimo y otros síntomas.

En cuanto al dolor intermenstrual, te vendrá bien anotar los siguientes datos: ¿Cuántos días dura tu ciclo menstrual? ¿Es regular? ¿Cuándo ovulas? ¿Experimentas dolor en el momento de la ovulación? ¿Cómo es ese dolor: leve, moderado, intenso, repentino, constante? ¿Lo sientes todos los meses o solo algunos? ¿Qué ovario es el que suele dolerte: uno, los dos? ¿Cuánto tiempo te duele: horas, días? ¿Cómo es tu flujo en ese momento? ¿Sangras un poco? ¿Sientes otros síntomas como mareos o estreñimiento? 

Conoce tu ciclo menstrual, es parte indisoluble de la mayor parte de tu vida.

Leave a Reply

Your email address will not be published.