Conoce tu cérvix: la guía del donut femenino

El cérvix: esa invisible, misteriosa y absolutamente increíble parte de la anatomía femenina del que muchas han oído hablar, pero pocas lo conocen en profundidad. Sigue leyendo, porque te vamos a contar todo lo que necesitas saber sobre el guardián del útero.

¿Qué hace el cérvix?

El cérvix o cuello del útero es un pequeño pasaje que conecta el útero y la vagina, y hace muchísimo por ti. Produce su propia lubricación para ayudar a los espermatozoides en su camino feliz, sabe cuándo abrirse y cerrarse para que los espermatozoides entren, y la sangre menstrual salga, y mantiene las bacterias y los virus no deseados fuera de tu preciado útero. Además, cuando estás embarazada, crea su propio tapón de moco para ayudar a mantener al bebé seguro dentro del útero.

Durante el parto, el cérvix está en el centro de toda la acción, literalmente. Las contracciones lo suben hacia el útero, causando su adelgazamiento a medida que se dilata, abriendo paso al bebé.

¿Cómo es?

Su nombre procede del latín, cervix uteri, que se traduce literalmente como “cuello del útero”. Imagina tu sistema reproductivo con tu útero como cabeza, tu vagina como el cuerpo y tu cérvix como el cuello que los conecta. Una descripción directa, aunque un poco inquietante ¿no?

La abertura del cuello del útero se parece más o menos a una rosquilla redonda y esponjosa, con una abertura en el medio, de ahí el eufemismo “donut femenino”.

Si eres realmente curiosa, no dejes de visitar la galería de fotos del Beautiful Cervix Project para ver fotos reales de cuellos uterinos reales (advertencia: las imágenes son NSFW) en diversos estados del ciclo de la mujer.

¿Dónde está el cérvix?

La posición del cuello del útero puede cambiar a lo largo de tu ciclo, a medida que ciertos músculos se contraen, pero debería ser relativamente fácil de encontrar. Identifica la ubicación y la altura de tu cérvix para ayudarte a determinar qué copa menstrual es mejor para ti.

¿Cómo lo busco?

Para localizar tu cérvix, inserta un dedo limpio en tu vagina (usa lubricante si es necesario) y busca algo redondo y elevado con un bultito en el medio. Alrededor de la ovulación, el cuello uterino se siente más suave, como el lóbulo de la oreja, mientras que otras veces durante el ciclo se sentirá más firme, como la punta de la nariz.

Parece haber cierto debate acerca de si los nervios en el cérvix pueden ser estimulados o hasta alcanzar el orgasmo, pero hay suficientes personas que piensan que hacer que la exploración del cuello del útero se convierta en una exploración placentera. ¡Feliz cacería!

¿Cómo mantengo el cérvix saludable?

Es importante cuidar tu cérvix para que él pueda cuidar de ti. Hacerse reconocimientos con regularidad, como un Papanicolau, es vital para detectar los primeros signos de cáncer de cérvix cuello del útero. Los ginecólogos recomiendan un examen cervical anual a partir de los 21 años o 3 años después de comenzar a tener relaciones sexuales, lo que ocurra primero. Si tienes menos de 30 años y tu prueba Papanicolau resulta anormal, tu médico puede recomendar una prueba de más para verificar la presencia del virus VPH (Virus del papiloma humano).

Parte de conocerte a ti misma es conocer tu cérvix o cuello uterino, ¡así que adelante y haceros íntimos!

 

Por favor ten en cuenta que los consejos ofrecidos por Intimina pueden no ser apropiados para tu caso en particular. Consulta siempre con tu médico si tienes preocupaciones específicas relacionadas con tu salud.

1 thought on “Conoce tu cérvix: la guía del donut femenino

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

  • SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER Y RECIBE UN 20% DE DESCUENTO

  • Recomendado
    Black Friday: Copas Menstruales y Ejercitadores Pélvicos a precios irresistibles
    7 cosas que pasan al dejar la píldora anticonceptiva
    Trucos para evitar las fugas en tu copa menstrual
  • SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER Y RECIBE UN 20% DE DESCUENTO