Qué esperar al usar la copa menstrual por primera vez

Si eres de las que ya ha dicho adiós a las compresas y tampones, y has adquirido una copa menstrual ¡bienvenida al club! Armada con la guía rápida para comenzar de INTIMINA y tu nueva protección para el periodo, ya estás casi lista para empezar. Todo lo que necesitas ahora es saber qué esperar cuando utilizas una copa menstrual por primera vez. Tras una reunión de sabias veteranas y profesionales del equipo INTIMINA, y haber consulado con las usuarias de Lily Cup, hemos recopilado las experiencias y hecho un resumen de la charla sobre la copa menstrual más auténtica que hayas leído…

1. Vas a intimar mucho contigo misma

Sí, vas a tener que “tocarte” al insertar tu copa menstrual y sí, es un poco diferente a los tampones sin aplicador ya que además de introducir, vas a tener que colocar. Se requiere tener una mente abierta y unos dedos valientes (¡cuidado con las uñas, por favor!), pero te aseguramos que vale la pena. Desde estar más en sinfonía con tu salud en la planta baja, hasta mejorar tu vida sexual, ¡familiarizarse con tu vajayjay es bueno para ti!

2. Practicarás el arte de “La paciencia” 

Aunque muchas mujeres se desenvuelven como peces en el agua al usar una copa menstrual, la mayoría de nosotras, al principio, pasamos largos ratos en el baño haciendo malabares, ¿y sabes qué? no pasa nada. Intenta ponerte y quitarte la copa en la ducha las primeras veces, te hará sentirte más cómoda si estás un poco nerviosa, y estar bajo el chorro de agua te hará sentir más limpia. La paciencia es una virtud que practicarás aprendiendo a usar la copa menstrual. Tómate el tiempo que necesites y familiarízate con lo que te hace sentir cómoda.

3. Cada cuerpo es diferente

A cada mujer le funcionan diferentes tipos de pliegues, por lo que si uno no te sirve intenta otro. Conoce los diferentes tipos de pliegues en aquí (incluye un video). Al principio recomendamos insertar la copa lo más arriba en el canal vaginal que puedas para que tengas más espacio para moverla y conseguir que se abra. Rotar la copa o tirar de ella ligeramente puede ayudar a los pequeños pliegues tercos a abrirse y formar el sello. Y sobre todo relájate. Una vagina tensa y asustada no es te va a ayudar.

4. Mancharás al principio, pero aprenderás a evitar las fugas

El temor de muchas primerizas es montar un follón en la ropa interior, y la mayoría no tendrán problemas. Pero si ves que experimentas fugas las primeras veces que usa una copa no te preocupes. Como con cualquier otro nuevo método de protección, requiere tiempo para aprender. Ten a mano algunos salvaslips al principio por si acaso, a medida que vayas conociendo tu cuerpo y cómo usar tu copa, te convertirás en una profesional en muy poco tiempo y dejarás de manchar.

5. Una vez dentro, no la sientes

Cambiar de compresas y tampones a una copa menstrual es literalmente como pasar de los pañales a la ropa interior, en serio. Una vez dentro no la sentirás en absoluto, por eso muchas usuarias de copa dicen que se olvidan de que están con la menstruación. La mayoría de las copas están hechas con silicona de grado médico y no absorben el flujo menstrual (o tu lubricación natural) como hacen las compresas y los tampones. Por eso no causan irritación o sequedad. ¡Hurra!

6. Quítatela en el inodoro o en la ducha…

…y no de cuclillas sobre un nuevo par de vaqueros ¡al menos las primeras veces! Una de las grandes preocupaciones acerca del uso de la copa menstrual es derramar su contenido durante la extracción, pero esto no sucederá si te quitas la copa correctamente. Utiliza tus músculos vaginales para empujar tu copa hacia abajo y con las manos limpias, aprieta la base de la copa para romper su sello y tira suavemente. ¡Ta-chán! Pan comido.

7. Hay menos sangre de la que crees

Mientras que las compresas y los tampones a menudo se ven y se sienten completamente saturados, te dejará sorprendida ver tu copa al extraerla. De promedio, perdemos 4 cucharadas de sangre en cada regla (unos 60 ml), por lo que tu copa podría verse bastante vacía incluso después de 12 horas de uso. Para aquellas con flujos abundantes, hay copas con mayor capacidad como la Lily Cup clásica para darte total tranquilidad.

8. La sangre del periodo no es como la sangre normal

Seguramente ya lo sabes, pero el flujo menstrual no es sólo la sangre. Es también tejido uterino, células del revestimiento de la vagina, glóbulos rojos y proteínas que dan esa textura y coloración tan particulares a tu menstruación.

A diferencia de otros productos, las copas menstruales te permiten ver tu flujo menstrual en toda su gloria y, aunque pueda sonarte asqueroso, observar y hacer seguimiento de tu periodo es bueno para tu salud. Los cambios en los coágulos y en el color de tu menstruación pueden ser mensajes que tu cuerpo te está mandando para decirte que algo te no va bien, y las copas te ayudan a percatarte de esos cambios.

No solo te sentirás orgullosa de ver lo que “has creado” si no que además podrás saber si necesitas visitar a un médico.

9. Cuidado con el grifo

Consejo de sabias: cuando vayas a limpiar tu copa menstrual, evita abrir el grifo directamente sobre ella cuando esté mirando hacia arriba o serás testigo de una explosión de sangre menstrual que puede causar una masacre en el baño. Suena super obvio, pero todas hemos cometido ese error alguna vez. Vacíala primero y, con el agua flojita, limpia la copa con cuidado.

10. Vas a querer hablar de ello con todo el mundo

Experimentar un periodo libre de desechos es una pasada, pero tal vez Luis el de la oficina no tiene que enterarse de todos los detalles. ¿O quizás sí? Una vez empiezas a usar una copa menstrual te das cuenta rápidamente de las como tu periodo y tu vida han cambiado por completo y para mejor.

Como colofón te tenemos que decir que se te hará raro, MUY raro, no tener que tirar algo a la basura. Increíblemente raro, y liberador. Si bien es poco probable que te conviertas en una pro de la copa menstrual de primeras, y que te libres de algún que otro susto durante tu fase de principiante, este será realmente el comienzo de una hermosa amistad con tu copa menstrual.

Por favor ten en cuenta que los consejos ofrecidos por Intimina pueden no ser apropiados para tu caso en particular. Consulta siempre con tu médico si tienes preocupaciones específicas relacionadas con tu salud.

2 thoughts on “Qué esperar al usar la copa menstrual por primera vez

  • Hola, tengo 15 para 16 años, y cuando intento ponerme la copa menstrual me hace daño y me escuece. No sé qué puedo hacer para poder introducirla, porque tengo muchas ganas de usarla para olvidarme de las compresas y tampones. Agradecería vuestra ayuda. Gracias

    • Estimada Ione: Gracias por tu mensaje y lamento que sientas molestias. Relaja tu cuerpo. Esto ayudará a aliviar los músculos vaginales y facilitar la inserción. Encuentra una posición cómoda y prueba las diferentes opciones de plegado para ver cuál es la más cómoda para tí. Puedes usar un poco de lubricante a base de agua para mayor comodidad. No usar lubricante a base de silicona porque puede estropear el material de tu copa y volverlo pegajoso.

      Si la inserción es problemática, recomendamos el pliegue “media-v” (pliegue de perforación) que hace que la copa sea más pequeña y más rígida y la punta puntiaguda para facilitar la inserción. También puedes sentarte o pararte en diferentes posiciones para ayudarte. Lo que funciona bien es sentarse en el inodoro con las rodillas bastante separadas (esto abre la vagina un poco más). Sostener la copa con fuerza e insértala lo más alto que puedas. Luego desliza un dedo hacia arriba justo debajo del borde para empujarla hacia arriba, probablemente un poco más alto de lo necesario. Presiona la base de la copa para que se abra y tira hacia abajo cuidadosamente, lo que ayudará a que los pliegues más obstinados se abran por completo y formen un sello de vacío.

      Saludos cordiales,

      Diana @ Intimina

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

  • SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER Y RECIBE UN 20% DE DESCUENTO

  • Recomended
    7 cosas que pasan al dejar la píldora anticonceptiva
    Trucos para evitar las fugas en tu copa menstrual
    Chocolate: el remedio más sabroso para las molestias del periodo
  • SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER Y RECIBE UN 20% DE DESCUENTO