Consejos básicos sobre higiene menstrual: cómo tener un período fresco y saludable

A veces parece que debemos saberlo todo sobre nuestros periodos solo por el hecho de haber nacido mujer. Como si el hada de la menarquia nos tocase la cabeza con su varita mágica cuando tenemos nuestro primer período, concediéndonos instantáneamente una gran cantidad de conocimiento menstrual. Desgraciadamente, no hay ningún hechizo ni sortilegio que convierta a nadie en una experta en higiene menstrual, así que es muy probable que tengas muchas preguntas sobre cómo disfrutar de un periodo fresco y saludable.

A veces los padres y familiares nos hablan sobre la menstruación, pero incluso los más entregados pueden olvidar u omitir información clave sobre la higiene menstrual. ¡Gran error! ¡Es realmente importante! Cuando estamos menstruando, una buena higiene garantiza que estemos saludables y protegidas frente a infecciones.

Cuando tenemos la regla, aumenta el riesgo de contraer ciertas infecciones, incluidas las de transmisión sexual. Este mayor riesgo de infección se debe a que el moco o flujo cervical , que generalmente bloquea el cuello uterino, se abre durante la menstruación para permitir que la sangre salga del cuerpo. Esto hace posible que las bacterias viajen hacia el útero y la cavidad pélvica. Además, los cambios en el pH vaginal que se producen durante esos días también aumentan la probabilidad de infecciones por hongos.

Por desgracia, la menstruación sigue rodeada de tabúes y desinformación como, por ejemplo, que no puedes lavarte el pelo, ducharte o bañarte cuando estás con la regla porque es malo. ¡Hay que romper esos tópicos! ¡Es todo lo contrario! Por eso es tan importante que conozcas todo lo relativo a la higiene menstrual; no solo te ayudará a sentirte fresca y segura cuando tienes la regla, también te ayudará a mantenerte saludable.

Antes de comenzar, asegúrate de tener claro cuáles son las partes clave de su cuerpo, como la vagina y la vulva, aquí.

Consejos básicos de higiene menstrual

Lávate con regularidad

Báñate o dúchate al menos una vez al día para mantener tu cuerpo limpio y evitar los malos olores. Evita el agua fría, ya que puede provocarte dolor menstrual; es mejor que esté calentita. Eso sí, no te pases con el agua caliente si te das un baño en la bañera, porque puede causarte vaginitis irritativa.

Está claro que también necesitarás lavarte las manos después de haberte cambiado la protección menstrual, pero no olvides lavártelas antes. ¡Piensa en todo lo que tocas de camino al baño!

Y lávate de la manera correcta

La vulva y la vagina son más sensibles que otras partes de tu cuerpo debido a su pH, por lo que debes evitar jabones y geles que tengan perfume o productos químicos porque pueden perjudicar tu flora vaginal; mejor usa los especiales para la zona íntima femenina o los que son naturales. Lávate siempre externamente, nunca te laves la vagina y menos aún con duchas vaginales, porque puedes alterar tu flora y pH vaginal, aumentando el riesgo de infecciones y vaginitis. Cuando termines, sécate muy bien para evitar que haya exceso de humedad: ¡le encanta a los hongos y las bacterias!

Cómo limpiarte con papel higiénico

Probablemente te parezca una tontería, pero la manera en la que usas el papel higiénico tiene mucha importancia. Cuando te limpias de atrás hacia adelante, corres el riesgo de exponer tu vagina a bacterias rectales dañinas que pueden provocar infecciones de orina o vaginales por hongos. Límpiate siempre de adelante hacia atrás y cuando haga caca, lávate bien con agua tibia.

Renueva tu armario

Evita los pantalones que te opriman la vulva y las telas sintéticas no transpirables. Este tipo de ropa aumenta la humedad y el calor en tu zona íntima, favoreciendo irritaciones e infecciones. Usa ropa interior de algodón y ropa holgada para mantenerte fresca y seca. Si te bañas en el mar, piscina, río… no estés mucho rato con el bikini o el bañador mojados, porque puedes pillarte una infección; de hecho, en verano las infecciones se duplican por este motivo, ¡imagina! Es mejor que te cambies, seques bien la vulva y te pongas unas bragas de algodón.

Cámbiate las compresas y los tampones con frecuencia

Sustituye las compresas y los tampones cada cuatro horas máximo aunque no estén llenos de sangre menstrual. Usarlos durante más tiempo aumenta el riesgo de infecciones y de sufrir el síndrome del shock tóxico (SST). Si estás evitando cambiar tus tampones o compresas porque son caros, busca en tu comunidad productos para la menstruación gratuitos o con descuento. A veces, los colegios, centros médicos, bancos de alimentos u otras asociaciones suministran productos sanitarios. Si lo necesitas, no lo dudes. ¡No hay nada de lo que avergonzarse!

Usa los tampones adecuados

Usa siempre el tampón de menor absorbencia para tu tipo de flujo menstrual y nunca lleves un tampón si no tienes la regla. Si usas un tampón muy absorbente cuando no lo necesitas o uno (aunque sea pequeño) cuando no estás menstruando, te arriesgas a sufrir el síndrome del shock tóxico.

Usa una copa menstrual

Si usas compresas y tampones, te recomiendo que le des un par de vueltas a pasarte al grupo de las que preferimos las copas menstruales. Tienen muchísimas ventajas. Están hechas de silicona de grado médico, por lo que son seguras para nuestro cuerpo. Recogen la regla en lugar de absorberla, evitando la sequedad vaginal y las infecciones. Puedes llevarlas hasta 8 horas seguidas y duran hasta 10 años, así que son mucho más económicas y menos perjudiciales para el medio ambiente. Y esto solo es la punta del iceberg. ¡Descubre otras ventajas aquí ¡

Practica sexo seguro

Durante la menstruación, te enfrentas a un riesgo adicional de contraer o contagiar enfermedades que se transmiten por la sangre, como el VIH o la hepatitis B, tanto si practicas sexo oral como sexo con penetración. Este mayor riesgo se debe a las concentraciones más altas de VIH y hepatitis B que se encuentran en la sangre, a diferencia de las concentraciones comparativamente más bajas en otros fluidos corporales como el semen y las secreciones vaginales. Además, cuando estamos menstruando, el útero está perdiendo mucosa, por lo que la posibilidad de contraer otras enfermedades de transmisión sexual como la sífilis o la gonorrea es más elevada.

Eso no significa que cuando tengas la regla evites las relaciones sexuales con penetración, sino que deberás usar preservativo y extremar las precauciones, también para evitar quedarte embarazada; algo difícil, pero no imposible, como explicamos en este artículo. En cuanto al sexo oral, si crees que tienes alguna enfermedad transmisible, evita que te lo hagan; las barreras bucales no protegen lo suficiente del flujo menstrual.

La importancia de practicar una buena higiene durante todo el mes

Muchos de los consejos anteriores te ayudarán a disfrutar de una excelente higiene íntima durante todo el mes. Síguelos y notarás la diferencia. También puedes compartir este artículo con los demás y esta guía con consejos sobre menstruación para principiantes. No solo ayudarás a tus amigas, también combatirás los tópicos y tabúes que impiden que muchas mujeres vivan su regla con seguridad. No puedes imaginar la cantidad de chicas (¡y mujeres!) que enferman porque, por ejemplo, creen que no pueden bañarse cuando tienen la regla o que no pasa nada por llevar tampones más tiempo del debido.

¿Quiere marcar la diferencia en tu vida y en la de alguien más?

¡Nos hemos asociado con Zonta France para ayudarles a hacer exactamente eso! Zonta es una increíble organización internacional de profesionales que empodera a mujeres de todo el mundo. Trabajan con la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y el Consejo de Europa para conseguir que las mujeres tengan un futuro más brillante. En sus propias palabras: «Imaginamos un mundo en el que los derechos de las mujeres sean reconocidos como derechos humanos y todas las mujeres puedan alcanzar su máximo potencial».

Nos encanta el trabajo que hace Zonta porque se alinea con muchos de nuestros objetivos y principios. Por eso, estamos trabajando con ellos para ayudar a marcar la diferencia: por cada copa menstrual comprada en Francia, donaremos una copa a Zonta Paris Port Royal Concorde para que puedan ayudar a alguien que podría necesitar más atención menstrual.

¡Así que dirígete a la tienda Intimina o echa un vistazo a algunas reseñas para saber qué copa menstrual es mejor para ti

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

  • SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER Y RECIBE UN 20% DE DESCUENTO

  • Recomendado
    Black Friday: Copas Menstruales y Ejercitadores Pélvicos a precios irresistibles
    7 cosas que pasan al dejar la píldora anticonceptiva
    Trucos para evitar las fugas en tu copa menstrual
  • SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER Y RECIBE UN 20% DE DESCUENTO